publicidad
Checa algunas ideas útiles para que tus hijos no entren en conflicto eterno.

Cómo evitar el conflicto entre hermanos

Cómo evitar el conflicto entre hermanos

Las peleas pueden convertir la casa en un campo de batalla si surgen conflictos, pero si quieres detenerlo antes de que empeore, apunta estos 'tips'.

Checa algunas ideas útiles para que tus hijos no entren en conflicto ete...
Checa algunas ideas útiles para que tus hijos no entren en conflicto eterno.

Texto: Irina Kenigsberg

publicidad

El conflicto y cierta agresividad entre hermanos son tan usuales como la preocupación de los padres al respecto. Por más que se intente mantener la armonía en el hogar, es probable que haya discusiones, críticas, y hasta daño físico. ¿Quieres saber qué hacer al respecto? Sigue leyendo.

Un conflicto común

Si sientes que tus hijos están siempre riñendo, ¡no desesperes! Es importante que entiendas que es una situación común. La Asociación Psicológica de Australia señala que observar las disputas entre ellos te permitirá ver cómo reacciona cada uno al ser llevado al límite o al sentir mucha presión, y ayudarlos a desarrollar habilidades para manejar sus emociones y resolver conflictos.

¿Por qué sucede?

Tal vez sientas frustración o culpa al presenciar las peleas de tus hijos, o pienses que algo anda mal con ellos. En realidad, la competencia es una de las causas más comunes de la rivalidad entre hermanos, ya que es natural que a ellos no les guste la idea de compartirte, según el sitio Healthy Children, de la Academia Estadounidense de Pediatría.

Otras causas habituales, podrían ser:

• Cercanía de edad. Cuanto más cercanos sean en edad, más pelearán.

• Mismo sexo, más competencia. Los del mismo sexo tal vez compartan más intereses, pero también podrían competir más entre ellos.

publicidad

• Niños del medio. Quienes están entre el mayor y el menor, a veces no reciben los mismos privilegios o atención que aquellos, lo que puede llevarlos a pelear.

• Divorcios. Los hijos de padres divorciados podrían competir por la atención de su madre o padre, sobre todo si hay niños de una nueva familia en la casa.

¿Qué hacer?

Ahora que sabes a qué atenerte, apunta estos tips de los expertos de la Clínica Mayo que podrían ayudar a resolver la cuestión sin dar pasos en falso:"

• Entiende que son distintos. Adáptate a cada uno y aprecia sus diferencias. ¡No los compares! Y tampoco comentes estas diferencias delante de ellos.

• No intervengas demasiado. Mantente al margen de sus peleas. Explícales que deben llevarse bien entre ellos, e interviene solo si la situación se torna violenta. Y si logran resolver sus conflictos sin pelear, prémialos por su buen comportamiento.

• Sé justo. Escucha lo que cada uno tiene para decir.

• Respeta su privacidad. A nadie le gusta ser regañado frente a otros. Si debes hacerlo, que sea en un lugar apartado; de otra forma lo avergonzarás.

• Escúchalos. Las reuniones familiares, por ejemplo, pueden ser útiles para escucharlos y resolver estos problemas. Compartir tu propia experiencia también ayudará.

Trucos para entretener a los niños en el auto
Alejandra Espinoza ya sabe cómo y cuándo va a tener su bebé Univision
publicidad
publicidad
Esta práctica regulada por el Departamento de Educación de Florida exige que los padres tengan un portafolio de registros sobre el desempeño de los niños y provean una evaluación anual del progreso. Las Escuelas Públicas de Miami-Dade permiten que quienes sean educados en residencias participen en clubes y actividades extracurriculares.
Este martes es el último día de escuela por el festivo de Acción de Gracias para muchos de los niños y jóvenes del área. Según la agencia de viajes AAA, se estima que 51 millones de personas viajen vía terrestre. Si va a viajar por aire se recomienda que llegue temprano a los aeropuertos.
Todos en el panel somos padres de familia, pero a veces nos ha tocado convivir con aquellos que no lo son. ¿Debemos de adecuar nuestras costumbres a las de ellos por respeto? Escucha nuestras acaloradas opiniones.
Según el grupo, los padres que obligan a las niñas a abrazar a los familiares, sobre todo en época de fiestas, podrían generar en las menores un sentimiento equivocado sobre el afecto físico.
publicidad