publicidad
Déjala enseñarle a su muñeca. Regálale una que pueda ir al baño “de verdad” y verás cómo tu niña se entusiasma con el rol de maestra. Una vez que le enseñó a su alumna a usar el miniexcusado, ¡querrá usarlo ella también!

Cómo enseñarle a tu hijo a compartir

Cómo enseñarle a tu hijo a compartir

Si te preocupa la tendencia de tu hijo a acaparar sus cosas, lee esta guía para saber cómo ayudarlo y cuándo podría ser aceptable no compartir.

Para evitar problemas con otros niños sigue estos consejos.
Para evitar problemas con otros niños sigue estos consejos.

Texto: Irina Kenigsberg

Casi todos los niños se niegan a compartir en algún momento. Es usual que esto suceda con amigos, con un hermano menor o, inclusive, con adultos. En lugar de pensarlo como un problema, puedes considerar que se trata de una oportunidad para que tu hijo aprenda a compartir sus objetos o su habitación. Estas situaciones son ideales para que los niños practiquen la resolución de conflictos, siempre con adultos que puedan guiarlos.

El primer paso es la prevención

Si bien los niños deben aprender a compartir, también es adecuado que haya algunos objetos que sean solo para ellos. Puedes ayudar a tu hijo a elegir cuáles juguetes no quiere prestarle a su hermano o a sus amigos, y luego proponerle que los utilice cuando se encuentre solo; así evitarás el conflicto y lograrás establecer que los otros sí se comparten.

publicidad

Cuando surge el conflicto

Lo primero que debes hacer es reconocer y aceptar tanto lo que tu hijo siente, como sus deseos y necesidades. Prueba decirle algo como: “Veo que te enojas cuando tu hermanito quiere jugar con tus cosas, entiendo que es difícil prestárselas”.

Luego, ayúdalo a empatizar: “Él solo quiere jugar contigo. Se interesa por lo que haces y no es su intención molestarte”. Ponerse en el lugar del otro puede ayudar a que comprenda mejor la situación y procese mejor sus emociones.

Es el momento del tercer paso: buscar una solución. Piensen cuál es la forma de llegar a un punto medio y ver hasta dónde puede ceder. En un caso, puede ser que juntos busquen las palabras para que se exprese mejor (“Por favor, no tomes mi muñeco”); en otra ocasión, tal vez tu hijo puede ayudar a su hermano a buscar otro juguete que le interese. Lo importante es que esté involucrado en la estrategia para resolver el conflicto. Al llegar a un acuerdo o solución, elogia su comportamiento para que se sienta apreciado.

La importancia de no compartir

No compartir es tan esencial como hacerlo. Los niños deben aprender a jugar juntos, pero a veces está bien que tu hijo no tenga ganas de pasar tiempo con su hermano. Ayúdalos a pensar cosas que pueden hacer de forma separada, estando en la misma habitación. Así podrán disfrutar de la compañía del otro sin molestarse.

publicidad

Recuerda que compartir probablemente no le resulte fácil al inicio. Sé paciente y apóyalo, para que logre desarrollar esta habilidad tan importante.

publicidad
publicidad
La niña denunció que el hombre se le acercó e intentó llevársela, pero ella se refugió en la casa de una amiga. Dice que al salir el hombre volvió a abordarla, pero esta vez intentando que se subiera a su vehículo.
Esta práctica regulada por el Departamento de Educación de Florida exige que los padres tengan un portafolio de registros sobre el desempeño de los niños y provean una evaluación anual del progreso. Las Escuelas Públicas de Miami-Dade permiten que quienes sean educados en residencias participen en clubes y actividades extracurriculares.
Este martes es el último día de escuela por el festivo de Acción de Gracias para muchos de los niños y jóvenes del área. Según la agencia de viajes AAA, se estima que 51 millones de personas viajen vía terrestre. Si va a viajar por aire se recomienda que llegue temprano a los aeropuertos.
Todos en el panel somos padres de familia, pero a veces nos ha tocado convivir con aquellos que no lo son. ¿Debemos de adecuar nuestras costumbres a las de ellos por respeto? Escucha nuestras acaloradas opiniones.
publicidad