publicidad
No querrás cometer un error a la hora de presentar tu declaración.

Cuatro errores que debes evitar al preparar los impuestos

Cuatro errores que debes evitar al preparar los impuestos

Al preparar los impuestos, presta especial atención para no cometer alguno de estos errores súper comunes.

No querrás cometer un error a la hora de presentar tu declaración.
No querrás cometer un error a la hora de presentar tu declaración.

Texto: Sofía Orsay

publicidad

Preparar los impuestos puede ser tedioso, pero ¡no te distraigas! No querrás cometer uno de estos errores comunes:

Errores de distracción. El portal del Servicio de Impuestos Internos de EEUU (IRS, por sus siglas en inglés) explica que algunas equivocaciones comunes ¡son fácilmente evitables! ¿Cómo? Revisa que hayas puesto bien tu nombre, dirección y número de seguridad social y, si vas a enviar tu declaración impositiva por correo, acuérdate de colocar la fecha y de firmar el formulario (y, en el caso de que estés casada, que tu esposo también lo haya hecho). Otros errores simples pero recurrentes consisten en hacer mal los cálculos, volcar la información en las tablas equivocadas o incluso ¡olvidar la estampilla!

Escribir mal tu número de cuenta. Una forma fácil y práctica de recibir tu reembolso es que se te deposite directamente en una cuenta bancaria, señala el portal financiero Bankrate. El problema es que, mientras más números ingreses en tu formulario, más posibilidades tienes de equivocarte con alguno. Escribir mal el número de tu cuenta o el de identificación del banco podría enviar tu dinero a otra persona, o de regreso al IRS. Una buena estrategia para que esto no suceda consiste en distribuir tu reembolso en tres cuentas bancarias diferentes, llenando el formulario 8888 junto con tu declaración de hacienda individual. De todas formas, checa súper bien los números que ingreses.

11 ideas para usar tu devolución de impuestos
Controla tu dinero con ayuda de un 'software'

Declarar dependientes que no lo son (u olvidar a quienes sí lo son). Un dependiente es alguien que, como la misma palabra lo indica, “depende” económicamente de ti, y a quien puedes declarar en tus impuestos para recibir descuentos, tal como describe el portal del IRS. El problema es que, cuando alguien está ligado a ti económicamente pero no es familiar directo, es fácil confundirse. ¿Cómo evitar equivocarte? Contesta una serie de preguntas provistas por la entidad mencionada, que te ayudarán a decidir si debes o no incluir a cada dependiente, puedes encontrarlas en su portal.

Poner mal tu calificación impositiva. Tienes cinco opciones: soltero, casados declarando juntos, casado declarando separado, jefe de familia y viudo con hijo dependiente, enumera el portal del IRS. Elige la que mejor se adecue a tus circunstancias. Eso sí: la revista Forbes explica que tu estado civil se determina por la ley estatal en el último día del año impositivo (31 de diciembre), sin importar cuál haya sido tu estatus durante el resto del año. ¿Qué quiere decir esto? Que, si estás casada ¡estás casada! No puedes declararte soltera porque aún “te sientes soltera”, o porque solo has estado casada un par de meses. Si tienes dudas sobre tu calificación impositiva, puedes llenar un cuestionario del IRS, visitando su portal.

publicidad

Y recuerda, a la hora de hacer tu declaración impositiva, prestar atención es la clave. No querrás que por distracción se te pase algún error que pueda hacerte perder tiempo, ¡o demorar tu reembolso!

Relacionado
¿Tienes dudas? El IRS cuenta con una línea telefónica de atención al cli...
¡Declara los impuestos sin estrés!
Los impuestos no tienen por qué ser una carga. Con estos prácticos tips, hacer tu declaración podría resultarte más fácil de lo que esperabas.
Ahorra dinero en 2015
publicidad
publicidad
Estefanía Salgado decidió pedir a sus amigos y familiares que de cumpleaños hicieran una donación que alcanzó a los 1,200 dólares que serán enviados a México para invertirlos en víveres y otro tipo de ayudas para las personas afectadas por el terremoto.
Residentes del municipio relatan la pesadilla que han vivido tras el terremoto del pasado martes y aseguran necesitar medicamentos, víveres y herramientas para suplir algunas necesidades. Cerca de 2,000 inmuebles resultaron gravemente afectados.
Expertos advierten de algunas cuentas o compañías que piden ayuda para damnificados, siendo esto un fraude. Aconsejan donar dinero a organizaciones reconocidas.
Rocío Encarnación relata en medio del llanto que proviene del estado Morelos y espera que los suministros, llevados a la Iglesia Pinos del Líbano ubicada en South Gate, lleguen a su tierra. Voluntarios y organizaciones como el Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (COFEM) y la asociación de Puebla y Morelos en el condado siguen unidos en beneficio de las víctimas.
publicidad