publicidad
Descubre estas recetas y tips que les encantarán hasta a los más quisquillosos para hacer las sopas súper apetitosas.

Sopas irresistibles para los chicos

Sopas irresistibles para los chicos

¿Piensas que es difícil incluir la sopa en la cocina para niños? Checa dos deliciosas recetas y tips.


Descubre estas recetas y tips que les encantarán hasta a los más quisqui...
Descubre estas recetas y tips que les encantarán hasta a los más quisquillosos para hacer las sopas súper apetitosas.


publicidad


Texto: Irina Kenigsberg

La sopa muchas veces queda fuera de la cocina para niños, ya que se cree que no les gusta, pero en realidad, es posible conseguir que a los pequeños les encante. Para eso, estas recetas y 'tips' te serán muy útiles.

De calabaza asada

Esta sopa es ideal para una noche de semana, comentó Chase Lapine, chef y autora de un libro sobre cómo incluir alimentos saludables en los platillos de los niños. 

Sigue estos pasos. Precalienta el horno a 375°F (176°C). Lava una calabaza entera, pínchala con un tenedor y colócala en una asadera junto con una cebolla morada en cuartos. Hornea por 45 minutos.

Reserva la cebolla. Abre la calabaza y separa la piel de la pulpa. En una olla coloca la cebolla, la pulpa, cuatro tazas de caldo de vegetales, 1/2 cucharadita de sal, 1/4 cucharadita de canela, una manzana pelada en cuartos y una taza de puré naranja. Lleva a hervor y cocina por 15 a 20 minutos.  Utiliza una batidora eléctrica hasta que la sopa tome una consistencia cremosa. 

Puré de naranja

Hierve por 20 minutos tres zanahorias medianas o grandes, junto con una batata mediana, peladas y en trozos. Asegúrate que las zanahorias estén bien tiernas, para no dejar rastros de su presencia, ¡ya que podrían espantar a los niños! Luego, procesa los vegetales con la cantidad necesaria de agua (alrededor de dos cucharadas) para que quede un puré homogéneo.

publicidad

De pollo cremosa

¿Quieres que tus hijos tomen sopa de pollo pero no lo logras? Implementa esta receta compartida por Lapine, y verás cómo se mueren por probarla. 

Derrite una cucharada de mantequilla en una olla, a fuego medio. Agrega la misma cantidad de harina de trigo y revuelve de forma constante durante un minuto, con una cuchara de madera. 

Añade dos tazas de caldo de pollo, 1/4 taza de puré de frijoles blancos, 1/4 taza de fideos al huevo secos o macarrones y una taza de vegetales en dados (puedes elegir entre apio, zanahoria y/o chirivía). Baja el fuego y continúa la cocción por 10 a 15 minutos, o hasta que la pasta y los vegetales estén hechos. 

Por último, incorpora una taza de pollo en cubos, ya cocido, y 1/4 taza de leche evaporada. Mezcla por un minuto, agrega sal y pimienta al gusto y, ¡listo!

Puré de frijoles blancos

Sólo tienes que agregar una cucharada de agua a una lata (15 oz, 425 g) de frijoles, y utilizar la batidora eléctrica hasta que se forme un puré suave. 

¿Cómo hacer la sopa más tentadora para los niños?

Añade elementos que a tu hijo le gusten, como queso rallado o pan, como se sugiere desde el blog de crianza Mums Make Lists. Utiliza fideos con formas y colores divertidos. Inclusive puedes dejar que ellos decidan cuáles quieren. 

Corta los vegetales en trozos pequeños y, de ser necesario, procésalos. Algunos niños prefieren tazas o un bol especial en lugar de platos hondos.

publicidad

Aplica estas recetas y ‘tips’, ¡tus niños irán corriendo a la mesa a la hora de la cena!


Recetas de ‘smoothies’ perfectas para niños


publicidad
publicidad
Los establecimientos podrían vender alcohol hasta las 4:00 a.m. argumentado que habría más regulación en este negocio y así se evitaría que los jóvenes asistan a fiestas clandestinas.
Arantxa Loizaga nos presenta un libro que pone al descubierto la similitud de gustos entre Trump y varios dictadores. Nuestro invitado Jomari Goyso analiza el trasfondo de esas similitudes.
Estas pruebas estandarizadas se crearon para que los estudiantes, sin importar el estado dónde viven, tengan las mismas oportunidades y la formación adecuada para asistir a la universidad. Sin embargo, hay quienes critican esta iniciativa ya que creen que pone mucha presión a los jóvenes.
Las personas que vivieron algún tipo de abuso pueden cargar con culpa y dolor durante mucho tiempo viviendo en una prisión mental.
publicidad