publicidad
Incorpora los sabores tradicionales de la comida latina con salsas típicas.

Recetas de salsas latinas típicas

Recetas de salsas latinas típicas

Incorpora los sabores tradicionales de la comida latina, con las salsas típicas de la región.


Incorpora los sabores tradicionales de la comida latina con salsas típic...
Incorpora los sabores tradicionales de la comida latina con salsas típicas.


publicidad


Texto: Flor Rodríguez, cocinera y bloguera 


Es uno de los toques mágicos de la gastronomía de esta región. Apunta estas recetas de salsas latinas, y habrás conseguido la llave para abrirle la puerta al sabor. 


El secreto de una buena salsa

Conocer los ingredientes no lo es todo. Para que tus salsas tengan el auténtico sabor latino, la clave es prepararlas con antelación: deja que se asienten en el refrigerador, no las apures, y lograrás que impacten en tu paladar.  


Tipos de salsas. Las salsas clásicas se preparan con ingredientes frescos. Algunas requieren cocción y otras no. Todas llevan aceite, vinagre o limón, especias secas/frescas y aromatizantes clásicos de la cocina como el ají, la cebolla y el ajo. ¿Te animas a prepararlas tú?   
Pico de gallo. Un clásico de la cocina mexicana, ideal para acompañar crujientes chicharrones. Prepara esta salsa fresca en crudo, picando finamente cebolla, jitomate, chiles serranos y abundante cilantro. Condimenta con jugo de limón, sal y un toque de aceite de maíz. 



Chimichurri. Esta clásica salsa argentina es otro ejemplo de las preparaciones sin cocción que mejoran con el tiempo de macerado. Prepara de más, resérvala en el refrigerador en un frasco, y utilízala siempre para dar un toque "argentino" a tus barbacoas, con el paso a paso que sigue.


publicidad


¡Manos a la obra! Escoge un frasco y lávalo bien. Añade 1/4 taza de orégano seco, 1/4 taza de perejil seco, 1/4 taza de ají molido, 1 cucharada de pimentón, sal, pimienta, 1/4 taza de vinagre y 1/8 taza de aceite de maíz y 1/8 taza de agua tibia. Mezcla todo, reserva, y utiliza cuando quieras.   


Mojito clásico para tostones. Esta deliciosa salsa se hace en 1 minuto (literalmente). Machaca 5 dientes de ajo con una cucharada de sal entrefina, añade 1 taza de aceite de oliva, y reserva en la nevera.


Variaciones del clásico Mojito. Inventa tu propia salsa caribeña para tostones. A la base de la salsa clásica le añades 1 mango en cubos, 1/2 taza de cilantro picado, jengibre fresco y cebolleta picadita. ¡Un manjar!


Salsa colombiana. Pica 3 jitomates. Añade: 1 taza de cilantro picado, 1 cebolla pequeña cortada en cubitos, 4 cucharadas de cebolleta, 1 taza de vinagre de vino, 1/4 taza de agua, sal y pimienta. Suma una cucharada de esta salsa a tus empanadas y, ¡descubre el paraíso! 


Salsa rocoto. Una delicada salsa picante, ideal para acompañar tiraditos peruanos o ceviches. En un procesador de alimentos añade 1 ají rocoto (puedes reemplazarlo por habaneros), 1 taza de leche evaporada, jugo de 1 limón y 1 taza de aceite. Procesa hasta obtener una textura tipo "crema".    


Salsa ecuatoriana de maní (versión ‘express’). Disuelve 1 taza de mantequilla de maní en 1/2 taza de leche evaporada. Añade 4 cucharadas de un sofrito básico (ajo, cebolla, ají y achiote) y cocina a fuego suave por 15 minutos. 


publicidad


Salsa de maní y tortitas de patata. Para servir, agrega cilantro fresco picado y cebolla fresca en cubitos. Añade un toque de zumo de lima para terminar. Esta salsa es ideal para acompañar las tradicionales tortitas de patata de esa región.


Salsa verde chilena. Tan fácil como deliciosa, esta salsa se prepara picando 1/2 taza de perejil fresco, 1/2 taza de cebolla blanca, vinagre, sal y pimienta. Es tan versátil que sirve para acompañar desde ‘hot dogs’ hasta mariscos frescos. ¡Una delicia!


publicidad
publicidad
La hermosa conductora siempre a la moda se puso un modelito que no solo le destacaba el cuerpazo, sino también su tatuaje oculto.
El productor Javier Limón explica que en la plataforma se pueden encontrar canciones en diferentes formatos y con gran producción en letra y música, que se estarán actualizando constantemente. El material se encuentra ingresando a Univision.com/musica.
Los tratamientos para cerrar los poros no muestran resultados de un momento a otro, sino que van haciendo efecto poco a poco. Masajes de bicarbonato mezclado con agua son muy útiles para una exfoliación. La mascarilla de avena también es recomendable.
Escuchar de manera activa y sin interrumpir, para entender lo que nos quieren decir. Mantener el contacto a los ojos permite un mejor entendimiento y da la señal de que estamos poniendo total atención.
publicidad