publicidad
.

Una Navidad diferente: Celebra con menos regalos, pero dando más cariño...

Una Navidad diferente: Celebra con menos regalos, pero dando más cariño

Una Navidad diferente: Celebra con menos regalos, pero dando más cariño

En vez de comprar regalos en Navidad, muchas personas optan por regalar su tiempo trabajando como voluntarios en un albergue o en una obra caritativa.

El Día de Navidad en casa de Ana Vargas no comienza con el frenesí de abrir los paquetes bajo el árbol, sino con una emoción más sosegada pero igualmente intensa: La satisfacción de dar a otros menos afortunados.

Todos los años, Ana Vargas, de 46 años, su esposo y sus dos hijos van a un albergue en Tampa, Florida, donde ayudan a servir el desayuno. Isabela, de 11 años, cuida a los niños más pequeños, mientras que Alexander, de 17, entrega platos con huevos, tocino y panecillos a los comensales.

Una vez concluida la labor, regresan a casa y abren los regalos de Santa Claus en familia.

Vargas espera que esa tradición inculque en sus hijos un sentido de responsabilidad para con los demás y les enseñe el verdadero significado de la Navidad.

“Además, es bueno que sepan que la vida no siempre gira en torno a ellos”, dice con un dejo de orgullo y misión cumplida.

En tiempos de dificultades económicas, las familias latinas en Estados Unidos han encontrado nuevas maneras de celebrar las fiestas, fortalecer los lazos afectivos y hacer la Navidad más memorable para todos.

Según los expertos, la recesión genera más tensión en la época de fin de año. Muchos miden ahora el dinero que gastan en regalos durante las fiestas, como también en viajar, salir a comer o ver espectáculos.

Según Gallup, este año, seis de cada diez estadounidenses planean gastar la misma cantidad que el año pasado en regalos y dos de cada diez planean desembolsar menos.

publicidad

Incluso algunas personas que están en mejor situación se están aferrando a las lecciones aprendidas durante tiempos difíciles, tras descubrir que no es necesario gastarse un dineral ni ir de tienda en tienda para celebrar con felicidad.

Varias familias compartieron cómo tratan ahora de limitar el caos, el consumismo y las expectativas de las fiestas y tener presente el mensaje de Belén de ser bondadosos con los demás. Sara Devlin (43 años, de Hollis, Nuevo Hampshire) y sus hermanos decidieron que, ya que algunos de ellos estaban pasando dificultades económicas, los regalos entre familiares serían hechos en casa.

Durante varias semanas, adultos y niños hicieron uso de su talento para producir de todo: Cojincillos rellenos de lavanda para la abuela, aretes para la cuñada, un perchero pintado para la tía y cosas así.

Aunque en algunos casos los regalos requirieron invertir más tiempo del que toma comprar uno en una tienda, disminuyeron el estrés familiar y les dieron la oportunidad de realmente expresar su cariño evitando caer en el circuito comercial.

Los tres hijos de Devlin recibieron de sus padres los típicos regalos al despertar el día de Navidad, solo que intercambiaron obsequios hechos con sus propias manos.

“Todos estaban muy orgullosos de sus creaciones”, afirmó Devlin. “Y además, realmente valoraron los regalos hechos especialmente para ellos”.

publicidad

Susana Romero, de Alexandria, Virginia, decidió regalarles a sus cuatro nietos preadolescentes una llama navideña el año pasado.

En realidad, Romero hizo una donación a Heifer International, entidad sin fines de lucro que compra animales para ayudar a alimentar a familias en países pobres. Éstas a su vez deben donar las crías a otros desafortunados en su comunidad.

Romero pensó que después de años de recibir muchos juguetes la mañana de Navidad, los niños estaban en edad de aprender el valor de dar y servir al prójimo. También quería estrechar el vínculo de los muchachos con el país de origen de sus padres, Perú.

Al abrir la tarjeta con la imagen de un niño con una llama que su abuela colocó en el árbol de Navidad, se interesaron en el proyecto.

“Fue lindo ver que los cuatro recibieron el regalo con una sonrisa e hicieron muchas preguntas al respecto”, recuerda. Miriam Villamar, de 36 años, de Dallas, Texas, ha sido afectada por la situación económica, ya que le han recortado las horas de trabajo.

Ahora, para estas Navidades, pone énfasis en pasar tiempo con sus hijos y en agradecer a familiares, amigos y maestras por su afecto y apoyo durante el año.

“Como no tengo dinero”, dice, “armo platitos de plástico con dulces de chocolate que hago yo misma, y luego los envuelvo con un lazo y una tarjeta agradeciendo el cariño y dedicación que han tenido con mis hijos”.

publicidad

Todos preparan juntos los dulces, como también la cena de Navidad. “Les quiero enseñar a agradecer”, afirma Villamar. “Ése es nuestro mejor presente de Navidad y seguramente uno que no olvidarán”.

Sandra Gotuzzo, de 43, y sus dos hijos celebran una Navidad más austera desde su divorcio y la recesión.

“Mis hijos deben aprender a llevar una vida más simple, sobre todo en estos momentos de crisis”, afirma.

Gotuzzo creó nuevas costumbres caseras en Miami, entre ellas que cada niño decore un arbolito a su gusto en su habitación. “Así, todos los días aprecian la magia de la Navidad”, asegura.

Además, los tres arman juntos el pesebre del nacimiento, y después de la Misa de Gallo en la Nochebuena, ponen allí al Niño Dios. Ahora, el énfasis no está en los regalos, sino en los ratos que comparten. No faltan las risas.

“En los momentos que estamos juntos”, resume, “se siente el calor de hogar y sobre todo, que la Navidad no debe tener un mensaje comercial sino espiritual”.

¿Cómo hacer las fiestas más significativas?

1. Envía regalos a niños en el extranjero a través de Operation ChristmasChild, samaritanspurse.org.

2. Organiza una velada de villancicos con los vecinos.

3. Crea recuerdos al filmar a los niños hablando sobre su actividad preferida en familia ese año.

4. Comparte las fiestas con una familia con otras costumbres, religión o país.

publicidad

5. Baja colinas en trineos o patina en el hielo en la Nochebuena.

6. Ofrécete a decorar para las fiestas un hogar para ancianos o un hospital pediátrico.

7. Crea una nueva tradición familiar, como ver juntos una película navideña o preparar en familia la cena de Nochebuena.

8. Armen juntos el pesebre leyendo la historia del nacimiento de Jesús.

9. Reúnete con amigas una tarde para hacer galletas juntas y luego intercambiarlas.

10. Responde a una de las cartas que escriben los niños de menos recursos a Santa Claus.

11. Pídeles a los niños más pequeños que hagan dibujos y díctales cartas a Papá Noel o los Reyes Magos, escríbelas tal cual y luego enmárcalas.

12. Dona tiempo en familia a una organización benéfica. Para oportunidades en un comedor popular, por ejemplo, busca en feedingamerica.org.

13. Compra regalos en ferias benéficas.

14. Escuchen juntos el mensaje del Papa.

15. Haz un muñeco de nieve y vístelo de fiesta.

16. Pide a los niños que pongan en escena una obra teatral.

17. Organiza concursos entre los niños, como quién puede crear el mejor sombrero con los moños de los regalos.

18. Sal a jugar con los niños del barrio y comparte los juguetes nuevos.

19. En vez de hacer regalos personales, haz donaciones a organizaciones benéficas preferidas.

publicidad

20. Comparte la costumbre de hacer bromas del Día de los Inocentes el 28 de diciembre.

21. Recorre las calles para admirar las decoraciones navideñas.

22. Pide a los amigos que compartan un plato tradicional y reúnanse para celebrar.

23. Guarda unos minutos de silencio juntos para rezar, dar las gracias o… recuperar el aliento.

publicidad
publicidad
Durante su paso por Nueva York, el gobernador de Puerto Rico explicó algunos aspectos de la reforma laboral que se adelanta en la isla, las acciones para evitar el cierre de gobierno y las medidas con las que se enfrenta la crisis económica y de empleo.
La joven de 17 años caminaba hacia fu casa cuando fue alcanzada por el grupo de agresores que después de golpearla le robaron el celular. Sin embargo, los atacantes luego rompieron el teléfono contra el suelo y huyeron del lugar. Autoridades buscan a los sospechosos.
Los sospechosos se acercaron a la anciana, la atacaron por la espalda y huyeron con su cartera. Las autoridades publicaron las fotografías para que la comunidad los pueda reconocer y ayudar en la captura.
El narcotraficante mexicano llegó extraditado desde México la noche del jueves, y este viernes comparecerá por primera vez ante una Corte Federal. Será procesado en Nueva York por delitos de narcotráfico, lavado de dinero y asociación delictuosa, entre otros. También tiene solicitudes en California, Texas, Miami y Chicago.
publicidad