publicidad
Para muchos niños de los barrios mexicanos de Houston, Pancho Claus es su 'Santa'. Sin importar cómo se han portado este año, les trae juguetes.

Pancho Claus no busca niños buenos esta Navidad

Pancho Claus no busca niños buenos esta Navidad

HOUSTON, Texas.- ¿Te imaginas a un Santa Claus a quien no le interese si te portaste bien o mal durante el año? Y que de todas formas llegue en su... Lowrider la noche de Navidad?

Para muchos niños de los barrios mexicanos de Houston, Pancho Claus es s...
Para muchos niños de los barrios mexicanos de Houston, Pancho Claus es su 'Santa'. Sin importar cómo se han portado este año, les trae juguetes.

Él va en su Lowrider a barrios hispanos lleno de juguetes

HOUSTON, Texas.- ¿Te imaginas a un Santa Claus a quien no le interese si te portaste bien o mal durante el año? Y que de todas formas llegue en su... Lowrider la noche de Navidad? Pues Pancho Claus de Houston es sin duda la fantasía hecha realidad de todos aquellos niños y adolescentes que por diferentes circunstancias no han sido muy buenos durante el año.

La leyenda de Pancho Claus comenzó en 1981 como una obra teatral con mensajes para jóvenes. Estaba integrada por un grupo de actores sin mucha experiencia, impulsados por el actor Edward James Olmos. La obra buscaba rescatar el verdadero significado de la Navidad, como la importancia de compartir con los seres queridos.

El personaje principal de esta historia es un Santa Claus no muy convencional, para comenzar se llama Pancho y entraba a las casas de los niños por las ventanas de los baños ya que no tenían chimeneas. Fue inspirada en un niño de 7 años a quien le gustaban los video juegos y las bicicletas. Él buscó adaptar los personajes y la trama a la realidad que se vive en los barrios hispanos pobres de Estados Unido.

publicidad

Pero con el tiempo, el personaje de la obra saltó a la realidad y a Pancho Claus, quien en realidad se llama Richard Reyes, comenzaron a llegarle cartas con historias muy tristes como los abuelitos que tienen que cuidar y alimentar a sus nietos, familias sin trabajo y por supuesto niños sin juguetes. Es aquí cuando comienza a recaudar regalos para entregarlos en Navidad y ha estado llevando a cabo esta labor por 25 años.

En la actualidad Pancho Claus cuenta con el apoyo del Jefe del Precinto 6, Victor Treviño, y con bombos y platillos acuden el Día de Navidad a barrios hispanos en Houston como Little México, Segundo Barrio, North Side y más. Pero en lugar de trineo, duendes y renos, van patrullas de la policía con sus sirenas encendidas, un desfile de lowriders y jovencitos enternados en 'zoot suits', trajes que fueron populares en los años 30 y 40. Este singular grupo entrega juguetes a miles de niños que cada año los esperan.

Richard Reyes, oriundo del Valle de Texas comenzó a trabajar con la comunidad a raíz de la muerte de su hermana, víctima inocente de la violencia de las pandillas que comenzaban a aparecer. Fue director de Talento Bilingue por 25 años, en esa época se creó como un centro de arte que buscaba alejar a los jóvenes de las pandillas y las drogas.

Al centro acudían todos los días niños y jóvenes con necesidades reales como la falta de comida en casa, violencia doméstica y abandono. Cada vez se fue involucrando más y más con estos niños y sus historias, algunas han sido de éxito como la de Rick Camargo a quien conoció cuando tenía siete años, ahora este hombre es parte de un programa de Hip Hop que viaja alrededor del mundo con un mensaje positivo.

publicidad

También está la historia de Rony Alejandro, a quien también conoció de 7 años y fue parte de su grupo. Él ahora es un productor de música muy reconocido que obtuvo un Golden Globe por la música de la serie de televisión, The Shield.

Pero no todas las historias tienen un final feliz, Reyes afirma que muchos niños no pueden salir de la pobreza y los problemas sociales y se van quedando en el camino y terminan en malos pasos.

Es por esto que Pancho Claus no busca niños buenos, por el contrario, él dice que siempre atrae a los niños problemáticos, literalmente. Él va a las escuelas de barrios hispanos y pide que le den los cinco estudiantes que dan más problemas, para él son los cinco mejores chicos, pues afirma que normalmente los que están metidos en líos son muy inteligentes y simpáticos.

Él trata de cambiar sus vidas involucrándoles en programas comunitarios o buscándoles trabajos honestos, pues piensa firmemente en que sólo necesitan atención, alquien que se preocupe por ellos y por sus necesidades reales.

En fin, Pancho Claus se ha convertido a través de los años en un personaje muy querido de Houston. Durante todo el año realiza y participa en programas y actividades relacionadas con la comunidad, pero definitivamente, la Navidad es su momento favorito.

Pancho Claus no recibe dinero de gobierno, sino que es auspiciado de diferentes formas por varios negocios de la ciudad: Taxis Fiesta, Union Pacific y Mambo's. Su motivación es la sonrisa de un niño o un joven. Asegura que si por él, alguien volvió a la escuela o se alejó de las drogas, entonces ya valió la pena.

publicidad

Hay muchas formas de ayudar a Pancho Claus, a través de voluntariado, auspicios y por supuesto, donando juguetes. Si quieres saber cómo puedes ayudar, visítalo en panchoclaus.com

publicidad
publicidad
La explosión se dio en una vivienda y afectó a otras seis propiedades. Bomberos, la ciudad, y el Departamento de Gas investigan qué la causó. A pesar de que no hubo heridos, al otro lado del lugar había una guardería con varios niños en su interior.
Inmigrantes con familias en zonas afectadas por el terremoto en México viven angustia permanente debido a que no están a lado de sus seres queridos para brindarles ayuda. Expertos brindan consejos para controlar la impotencia y depresión generada por estas situaciones.
A 32 años de haber trabajado como rescatista, Enrique López Cortés comparte su historia de auxilio a las víctimas de entre los escombros y cómo esto cambió su vida. Fueron dos semanas que trabajó de día y de noche para ayudar junto a colegas de la Cruz Roja.
Se registró que una niña, identificada como Frida Sofía, se encuentra con vida. Rescatistas dan su testimonio y afirman que se escuchan lloriqueos. Creen que hay otros sobrevivientes. Llevan más de 35 horas, sin agua y sin comida, en un espacio muy reducido.
publicidad