publicidad

Especiales

El peor día de Wisin: lo que ningún padre quiere vivir

El peor día de Wisin: lo que ningún padre quiere vivir

El 8 de enero de 2016 recibió una noticia que llevaba años esperando: sería papá por tercera vez. Nunca sospechó que ese día también comenzaba un doloroso capítulo en su vida.

Una conmovedora entrevista con Wisin sobre la paternidad Univision

Si hubo una niña deseada, esa fue Victoria Yireh Morera Ortiz. Su papá Juan Luis Morera, a quien el mundo conoce como Wisin, estuvo varios años tratando de "encargarla" con su esposa, Yomaira Ortiz, ignorando ambos que su hija mayor, Yelena, llevaba cuatro años orando para que Dios le regalara otro hermanito.

¿Cómo supieron? Porque en octubre de 2015, durante un servicio de oración en su casa, en Puerto Rico, Yomaira casi se desmaya al escuchar que una de las participantes se aventuró a pronosticarle a Yelena, en ese entonces de ocho años, que Dios había respondido sus rezos y le daría un hermanito. Esa misma persona le anunció a la esposa de Wisin que volvería a ser madre de un bebé que "va a traer unión, va a traer paz, va a traer alegría".

publicidad

Se acabó el año y justo cuando arrancó 2016, Wisin le dio un beso a Yomaira y le recordó: "Este año tenemos un hijo". Ocho días más tarde, una prueba casera les confirmó que ya no se trataba de un deseo ni una profecía, sino que la familia crecería con un tercer heredero. Vendría en un excelente momento, pues finalmente los Morera Ortiz saboreaban los frutos de tantos años de esfuerzos y sacrificios.

Wisin celebró su aniversario con dos mujeres


Wisin y Yomaira


Llegar a la cima, al reconocimiento mundial, no fue fácil para el cantautor de música urbana hijo de una empleada de comedores escolares y un conserje. Para darle rienda a su pasión por la música, primero se buscó el sostén lavando carros, trabajando en restaurantes, cuidando gallos de pelea... trabajó en lo que apareciera mientras creaba música, buscando una oportunidad.

En el 2004, unió su vida a Yomaira y desde entonces se juraron amor y fidelidad por la eternidad, lo que se escribe fácil, pero todo el mundo sabe que no lo es. La clave del éxito en su relación ha sido la tolerancia y sabiduría de su esposa, según confesó Wisin en entrevista con People en Español. Ella se mantuvo al frente del hogar cuando en septiembre de 2007 tuvieron su primera hija, Yelena. Ese año, la carrera de Wisin junto a su compadre Yandel estaba en plena ebullición.

publicidad

Dos años después, nació Dylan, justo cuando el llamado 'Dúo para la historia' promovía su séptimo álbum de estudio, 'La revolución'. Para crecer y sembrar, el artista se mantenía viajando.

En conteo regresivo


Cuando confirmaron que serían padres por tercera vez, en enero de 2016, Wisin y Yomaira lo celebraron en grande y con toda la familia. Ya estaban en otro momento de sus vidas, con el artista debutando como solista y con mayor tiempo para producir desde la casa. Lo único que pedía era “salud y poder disfrutar” de su tercer hijo.

En mayo, la familia engalanó por primera vez la portada de la revista People en Español. Y justo cuando esa publicación estaba en las tiendas, coronando la felicidad de los Morera Ortiz, en la intimidad de esta familia se sobrevivía a la tristeza que generó un primer golpe totalmente inesperado. Yomaira había ido a realizarse el sonograma que generalmente se ordena a las 20 semanas de embarazo. De que su bebé estaba bien no tenía dudas, pues desde que tenía 12 semanas, no dejaba de moverse.

Lo único raro que la esposa de Wisin notó cuando le estaban haciendo el examen fue que la técnica tardó demasiado. Entraba y salía de la habitación y cuando Yomaira le preguntó, la respuesta fue que el bebé se estaba moviendo mucho y le hacía difícil tomar las imágenes.

publicidad

Dos días después, un hombre insistió en que tenía que entregarle algo directamente en las manos, urgente. Eso sí le estuvo raro. Se trataba de los resultados del examen que advertían que la criatura se estaba gestando con una condición fatal: trisomía 13 o síndrome de Patau.

Relacionado
Jackie b dolor
El peor día de Jacky Bracamontes: lo que ninguna madre quiere vivir
Tras varias desilusiones amorosas, encontró a su príncipe azul y comenzó a construir una familia. Los cuentos de Disney que tanto disfrutaba de niña, parecían convertirse en su realidad. Quedó embarazada, de gemelos, un niño y una niña. Todo fue perfecto hasta el Viernes Santo de 2013.

La decisión más difícil


Wisin y su esposa buscaron una segunda y una tercera opinión. Tras un segundo sonograma supieron que era una niña, Victoria. La mala noticia era que el primer diagnóstico había sido correcto. La bebé no tenía probabilidades de sobrevivir y la recomendación del médico fue que abortara.

En entrevista con Lili Estefan, en 'El Gordo y la Flaca', Wisin admitió que en un principio él estuvo de acuerdo. "Yo sabía desde los cuatro meses de embarazo que mi esposa iba a tener problemas con la bebé. Te confieso que pensé en el aborto... ella muy valientemente me dice no, yo no soy quien para apagarle el 'switch' de la vida a nadie. Y entendí que Dios lo que estaba tratando era de enseñarme, de que madurara".

publicidad

Los próximos cinco meses, ambos se mantenían alertas. Según los médicos, Victoria podía morir en el mismo vientre de su mamá, pero la bebé se movía tanto, que esa posibilidad quedó descartada.

El 29 de agosto de 2016, Yomaira fue sometida a una cesárea. "Mamá, tú la oyes", recordó que le decía el médico cuando Victoria Yireh Morera Ortiz anunció su llegada al mundo gritando y llorando. "Después que nace, pienso que en el parto Victoria iba a morir, eso era lo que todos diagnosticaban y no, no fue así", contó hace unos meses Wisin, en entrevista televisiva.

Que valiente eres #VICTORIA #PAPAYMAMA ESTAN AQUI #DIOSESTAENCONTROL#bendicionesparatodos🙏

A post shared by WISIN (@wisin) on

Victoria


Encarnando el significado de nombre, la pequeña desafió todo pronóstico y llegó un momento en que pudo respirar por sí misma, aunque les habían advertido que nunca lo haría.

Wisin y Yomaira se sentían bendecidos. Yelena y Dylan también. Todos los días la visitaban en el hospital donde quedó recluida, por su delicado estado.

Mientras sus compromisos profesionales se lo permitían, Wisin prefería estar en Puerto Rico pues la incertidumbre lo atormentaba. "Salía del país con ese miedo de recibir esa llamada. Cuando sonaba el teléfono y era mi señora, decía: 'Señor, que no me diga que Victoria murió'".

El 30 de septiembre, el mundo entero se unió a su duelo cuando a través de sus redes sociales Wisin informó del fallecimiento de su bebé. "Princesa Victoria, te volveré a ver en el cielo. Que dolor tan grande tengo, Dios ayúdame", leía parte del mensaje con el cual el artista comunicó la noticia a sus seguidores.

Aunque trató de sobrellevarlo, el dolor era demasiado intenso. "Tú piensas que el mundo se te cae encima... es un golpe bajo", comentó el artista. En ese momento, aceptó meses más tarde, "muchas cosas pasaron por mi mente, pero la realidad es que a veces pensamos que podemos tener el control y que el dinero puede comprar todo, pero no es así".

Victoria se le adelantó, pero en su breve paso por el escenario de la vida, le enseñó a su papá que tenía que pasar más tiempo con Yelena y Dylan, algo que él contó en una entrevista de television y de lo que dan fe sus redes sociales.

Mira también:

Los tiernos momentos de Marc Anthony, Ricky Martin y otros famosos con sus hijos
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las mejores presentaciones de Premios Juventud