publicidad
Sandra Bullock en el Festival de Cine de Toronto.

Sandra Bullock y su novio Bryan Randall ya viven juntos

Sandra Bullock y su novio Bryan Randall ya viven juntos

El fotógrafo Bryan Randall ya vive oficialmente con la actriz, aunque todavía conserva su antigua casa.

Sandra Bullock en el Festival de Cine de Toronto.
Sandra Bullock en el Festival de Cine de Toronto.

A Sandra Bullock le sonríe la suerte en el terreno amoroso ya que su novio, el fotógrafo y exmodelo Bryan Randall, acaba de mudarse a la casa que ella comparte con sus hijos adoptivos Louis (6) y Laila (3) y por el momento las cosas no podrían ir mejor entre la pareja.

"Bryan se ha mudado oficialmente con Sandra. Aún conserva su casa, pero vive con Sandra a tiempo completo. Pasan la mayor parte del tiempo juntos. Bryan trata a los hijos de Sandra como si fueran suyos. Es una gran figura paterna. Sandra está más feliz que nunca", contó una fuente a E! News.

La felicidad de Sandra es también consecuencia en gran parte de lo bien que se ha adaptado Louis a su nueva situación familiar después de que la actriz adoptara el pasado mes de diciembre a Laila, con quien el pequeño se muestra muy protector como buen hermano mayor.

Sandra Bullock disfruta de la nieve junto a su galán e hijos

"Laila se está adaptando bien a su nuevo hogar y está siempre riéndose. Es una chica muy lista. Lo que más le gusta a Sandra de ser madre es cuidar de Louis y de Laila. Es la mayor alegría de su vida", añadió el informante, que también afirma que la actriz y Bryan se comprometerán este año.

Sin embargo, Sandra -que se divorció de su marido Jesse James en 2010 después de que este le fuera infiel- ha confesado que no tiene planes de casarse otra vez.

"No creo [que me vuelva a casar], pero me veo a mí misma en una relación con la que esté comprometida y que me haga sentir segura y donde haya mucho amor y risas, así que 'crear recuerdos' es mi prioridad número uno", explicó recientemente a People.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad