publicidad

Megan Fox apareció acariciando a una muñeca parecida a ella misma

Megan Fox apareció acariciando a una muñeca parecida a ella misma

Megan Fox, sexi y atrevida, expresó algunas de sus fantasías y participó en una sesión de fotos tocándose a sí misma.

Megan Fox apareció acariciando a una muñeca parecida a ella misma 07bca3...

Una mujer con cabello corto, maquillaje muy pálido, labios carmín, ropa negra y ajustada, acaricia suavemente a Megan Fox y está a punto de besarle los labios, pintados también de un rojo muy intenso.

Megan está vestida de negro y acaricia. Al mismo tiempo, Megan está desnuda y es acariciada por su alter-ego.

Megan juega con su muñeca

La actriz de 24 años, Megan Fox, apareció en una sesión de fotos para la revista Interview en la que aparece acariciando a un maniquí de ella misma en la más pura realización del narcisismo erótico. Megan está vestida con ropas negras muy ceñidas, el maniquí está desnudo, pero su parecido puede hacer pensar lo contrario.Con esta sesión de fotos la actriz muestra que está llena de fantasías y de deseos que, en general, puede ser considerados agresivos y transgresores. "Quiero hacer cosas diferentes", dijo en la entrevista que le realizaron, y no cabe duda que las cosas que quiere hacer no sólo se refieren a la farándula.

publicidad

La actriz declaró también que le gustaría ser la novia de Angelina Jolie, cosa que la haría muy feliz. "Quiero comerme a Robert Pattinson", y continuó con su lista de fantasías, "Olivia Wilde es tan sexi que me hace desear ahorcar a un búfalo con las manos desnudas". En Megan se conjunta el placer erótico y el destructivo

Megan Fox, con su belleza, no puede menos que transgredir la norma, ir más allá, explorar todas las variaciones y vertientes del placer. Megan Fox, como el mismo placer, es un agujero negro que atrae y destruye.

¿Qué te provoca Megan Fox?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad