publicidad
La actriz estadounidense pasó los últimos cuatro meses de su embarazo en la cama de un hospital, fue una época difícil que le hizo ver lo bien que su marido, Dean McDermott, se organizaba con el cuid...

Tori Spelling, orgullosa de su marido

Tori Spelling, orgullosa de su marido

La actriz estadounidense pasó los últimos cuatro meses de su embarazo en la cama de un hospital.    

La actriz estadounidense pasó los últimos cuatro meses de su embarazo en...
La actriz estadounidense pasó los últimos cuatro meses de su embarazo en la cama de un hospital, fue una época difícil que le hizo ver lo bien que su marido, Dean McDermott, se organizaba con el cuid...

La actriz estadounidense pasó los últimos cuatro meses de su embarazo en la cama de un hospital, fue una época difícil que le hizo ver lo bien que su marido, Dean McDermott, se organizaba con el cuidado de sus otros tres hijos.

"Dean es un súper padre. Es padre y madre todo al mismo tiempo. Tenía muchas cosas encima pero siempre fue muy positivo. Teníamos citas nocturnas cada martes. Dean se pasaba toda la noche en el hospital al lado de mi cama y hablábamos", contó.

Tori fue diagnosticada a las 20 semanas de embarazo con una dolencia en la placenta que podía causar hemorragia interna, pero su marido supo ser positivo y mostrar fortaleza.

"No podía imaginar perder el bebé o a Tori. Siempre soy optimista. Tori es una guerrera con voluntad de hierro, pero también la más dulce y tierna del mundo", contó Dean a la revista Us Weekly.

publicidad


publicidad
publicidad
Las fuertes lluvias que han azotado el norte de Sacramento han dejado varios tramos de carreteras bajo el agua, las inundaciones causaron estragos en Maxwell y Williams.
Han tenido que acostumbrarse a la idea de que sus padres ya no están debido a decisiones migratorias y varios de ellos se han visto obligados a valerse por si mismos, dejando muchos sueños de lado. Escuche algunos testimonios.
El peligro para residentes cercanos al río San Joaquín permanece latente; ya que de acuerdo a los últimos reportes los niveles del río casi alcanzan el tope de los diques, lo que obligaría a la evacuación del lugar.
Lo confirmó el más reciente estudio de Inrix que indica que en 2016 los conductores pasaron 104 horas atorados en el tráfico.
publicidad