publicidad
La actriz mexicana es una seguidora acérrima del deporte rey y confiesa que lo vive con una pasión desmedida, hasta el punto de que desata en ella intensas emociones que van de la desesperación hasta...

Salma Hayek llora de tensión por el fútbol

Salma Hayek llora de tensión por el fútbol

Es una seguidora acérrima del deporte rey y confiesa que lo vive con una pasión desmedida.          

La actriz mexicana es una seguidora acérrima del deporte rey y confiesa...
La actriz mexicana es una seguidora acérrima del deporte rey y confiesa que lo vive con una pasión desmedida, hasta el punto de que desata en ella intensas emociones que van de la desesperación hasta...

La actriz mexicana es una seguidora acérrima del deporte rey y confiesa que lo vive con una pasión desmedida, hasta el punto de que desata en ella intensas emociones que van de la desesperación hasta la más absoluta felicidad.

"Me encanta disfrutar de un buen partido de fútbol. Sé que quedaría mucho mejor decir que adoro ir de compras, pero lo cierto es que este deporte saca de mí toda la pasión. Soy extremadamente temperamental y sensible durante los partidos, a veces termino saltando de alegría o, directamente, llorando. Es una de las pocas cosas que me hacen llorar", reveló a la revista Stylist.

Salma también admite que solía dedicar todo tipo de insultos a los árbitros cada vez que acudía a un estadio, una práctica poco recomendable en Francia, su país de residencia, donde los aficionados viven el fútbol con más tranquilidad. Por ello, la artista se limita ahora a descargar toda su furia futbolística desde la privacidad que le proporciona su propio hogar.

publicidad

"La gente suele reírse de mí por las fotos en las que salgo descompuesta en los partidos, así que ahora solo me dejo llevar cuando veo el fútbol desde casa. Además, el público en Francia suele mantener mejor las formas que yo, por lo que ahora trato de no mover ni un músculo. Eso sí, cuando estoy en casa y disfruto del partido en pijama y con una cerveza en la mano, me permito el lujo de gritar y de insultar en español, inglés y si hace falta en francés", añadió.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad