publicidad

¡Llegó la gran final de Nuestra Mesera Latina!

¡Llegó la gran final de Nuestra Mesera Latina!

Conoce a las cinco finalistas de Nuestra Mesera Latina y mira el último reto en el que se enfrentaron. Mira su desempeño y elige a la ganadora.

¡Es hora de elegir a Nuestra Mesera Latina! /San Antonio: KWEX

De las 10 participantes que comenzaron el reto, sólo cinco lograron llegar a la gran final.

Se trata de Deyanire Sánchez, de La Margarita Restaurant, Mayra Meléndez, de Los Dos Laredos, Leasy Wells, de Eddies Taco House, Olga Gaytán, de 2 Julios, y María Daniela Ferreira, de Café Alameda.

En este último reto, las chicas tendrán que aprenderse un menú en 30 segundos y recitar los especiales a Prissila y Jesse; pero no será fácil, porque nuestros “clientes” buscarán confundir a las participantes con sus preguntas y peticiones.

Además, debieron convencer a los jueces de por qué su restaurante era el mejor y por qué merecían ganar el título de Nuestra Mesera Latina.

¡Pero el juez más importante eres tú! Entra aquí para conocer los perfiles de las finalistas y decidir quién debe ser la ganadora.

¡Mira aquí el último reto!


publicidad
publicidad
publicidad
Como parte de la iniciativa de limpieza en Highland Park, funcionarios le enseñaron a los residentes cómo mantener los vecindarios libres de escombros y basura.
Se realizó una junta en el colegio comunitario de la ciudad para informar sobre las opciones que tienen los alumnos después de la preparatoria. Existen también programas que le podrían dar un año de estudios gratuitos a sus hijos en el colegio.
En la comunidad de Wilmington, los manifestantes recalcaron los peligros que enfrentan familias que viven en la costa debido a la contaminación por las refinerías. El presidente Trump firmó una orden ejecutiva que contempla extender las excavaciones de petróleo, incluso en el pacífico.
Juntas, las comunidades latina y afroestadounidense, recuerdan el aniversario 25 de aquellos disturbios, catalogados como los peores en la historia angelina. Todo inició el 29 de abril de 1992, tras la absolución de los policías que le propinaron una golpiza a Rodney King. La marcha, que inició sobre las calles Normandie y Florence, luego se convirtió en escenario de festejos, pero sin dejar de enviar un claro mensaje a las autoridades.