publicidad
Todo indica que Lou Reed le echó a perder la noche a Susan Boyle.

Susan Boyle terminó llorando en 'America's Got Talent'

Susan Boyle terminó llorando en 'America's Got Talent'

La británica Susan Boyle no pudo cantar en un show en Estados Unidos porque no le dieron permiso.

Todo indica que Lou Reed le echó a perder la noche a Susan Boyle.
Todo indica que Lou Reed le echó a perder la noche a Susan Boyle.

"Ayayayay, canta y no llores", tendríamos que decirle a la intérprete escocesa Susan Boyle, que viajó el miércoles desde Inglaterra a Los Angeles para cantar en una edición del show de la televisión estadounidense America's Got Talent.

Según informó TMZ, Boyle tenía planeado interpretar el tema Perfect Day, de Lou Reed. Sin embargo, llegó la hora de su presentación y Boyle todavía no conseguía el permiso del músico estadounidense.

Frustrada por la situación y sin una alternativa a la canción que había elegido, Boyle abandonó el estudio del show en llanto.

No era para menos: la cantante había ensayado este tema con un coro de cien niños y una orquestación ambiciosa.

publicidad

Lou Reed es el ex líder de la banda de rock experimental The Velvet Underground y uno de los personajes más importantes de la movida artística neoyorquina de los sesenta y setenta. Toda su carrera ha fluido lejos del mainstream estadounidense.

Moraleja para Susan Boyle: la próxima vez, señora, escoja la canción de alguien menos... complicado. Eso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
La policía asegura que el sujeto podría estar armado y ser peligroso y pide la ayuda de la comunidad para dar con su paradero, aunque aconseja no tratar de detenerlo.
Las más de 50 personas que asistieron al evento de este sábado obtuvieron información sobre la Ley SB4, sobre sus derechos en Estados Unidos y los parámetros para saber si califican para recibir algún beneficio migratorio.
Son rápidos y, según expertos, bien precisos. Los drones, que estarían equipados con un desfibrilador externo automático, podrían acelerar la asistencia médica en casos de paro cardiaco.
El hombre de 26 años aparentemente discutía con otro individuo y comenzó a disparar. Una de las balas hirió a un padre dominicano, quien sacaba un refrigerador fuera de su apartamento. La familia de la víctima dice que sufrió una herida de gravedad, y que podría quedar paralizado de la cintura hacia abajo. Los hechos sucedieron en Bedford Stuyvesant.