publicidad
Fiesta de Vanity Fair posterior al Oscar.

Selena y Justín, la pareja más odiada

Selena y Justín, la pareja más odiada

La joven pareja superó a Javier Berdem y Penélope Cruz en una encuesta realizada por Europa Press

Fiesta de Vanity Fair posterior al Oscar.
Fiesta de Vanity Fair posterior al Oscar.

Al parecer el noviazgo entre Selena Gómez y Justin Bieber no es bien visto por sus fanáticos, pues de acuerdo a los lectores de Europa Press son la pareja más odiada del mundo de la farándula, incluso por arriba de Javier Berdem y Penélope Cruz.

Y es que a las fanáticas no les gusta ver a su ídolo al lado de Selena Gómez, quien es dos años mayor que el cantante.

Es tanto el malestar que despierta entre las seguidoras de Justin, que a la protagonista de Wizards Of Waverly Place le lluevan las amenazas de muerte. 

De acuerdo con la encuesta un  32% de los votos fueron para la joven pareja, quien confirmó su relación en la fiesta de Vanity Fair.

Penélope Cruz y Javier Bardem tampoco son bien vistos por el público y esto se podría deber a la mala relación que mantienen con los medios o por la barrera que parecen tener con los seguidores les han hecho acaparar el 23% de los votos.

publicidad

En esta lista de las parejas más odiadas también se encuentra  Tom Cruise y Katie Holmes, quienes se llevaron el  13%  por ciento de los votos.

Brad Pitt y Angelina Jolie, quienes presumen de ser una gran familia, tampoco se salvaron y recibieron el 11% de la votación dentro de la encuesta de los más odiados.

publicidad
publicidad
publicidad
El hijo secreto del fallecido cantante quiere vivir en la tierra que vio nacer a su padre y un experto presagió el futuro de ‘El Sol’.
Además; Ana Patricia amaneció gangosa, a Giulietta no le gustan los chistes y Satcha conoció la mirada de Latin Lover.
Orlando Segura se burló de Eugenio Derbez por que el actor mexicano corrió detrás de 'la Diva del Bronx' para poder sacarse una foto con ella.
Siempre sonriente, la actriz mexicana dijo que su familia la ha apoyado incondicionalmente durante su tratamiento. También afirmó que “el cáncer no se toma en serio, lo que se toma en serio son los tratamientos”.