publicidad
El actor lanza un nuevo reto contra el racismo y la violencia.

Samuel L. Jackson 'reta' a otros famosos a unirse contra el racismo y la violencia

Samuel L. Jackson 'reta' a otros famosos a unirse contra el racismo y la violencia

Como si se tratara del "Ice Bucket Challenge", el actor reta a sus amigos artistas a que se pronuncien contra la violencia y racismo, para volverlo viral.

El actor lanza un nuevo reto contra el racismo y la violencia.
El actor lanza un nuevo reto contra el racismo y la violencia.

Como si se tratara del " Ice Bucket Challenge", el actor Samuel L. Jackson reta a sus amigos artistas a que se pronuncien contra la violencia y racismo, con una canción, para volverla viral.

publicidad

El video publicado en la cuenta oficial de Samuel L. Jackson en Facebook, el actor posteó una canción que se titula "We Ain't Gonna Stop Until People Are Free".

"A todos ustedes que se bañaron la cabeza con agua fría, aquíhay una oportunidad de hacer algo más", dijo L. Jackson a manera de introducción.

La canción es una clara referencia a la decisión de dos casos específicos, uno en Nueva York y otro en Ferguson, donde las cortes de esos lugares decidieron no proceder legalmente contra policías que causaron la muerte a dos afroamericanos. Ambas polémicas decisiones han provocado protestas en todo Estados Unidos y en todos los ámbitos.

Leo y más se apuntan al Ice Bucket Challenge


publicidad
publicidad
publicidad
Este miércoles 26 de abril la temperatura descenderá a 60 grados Fahrenheit en horas de la tarde. La foto del día es de Aylani Zúñiga, quien cumplió un año.
La agencia que vela por la seguridad de los trabajadores, OSHA, investiga el incidente en el que un trabajador de 49 años falleció. La víctima ha sido identificada como Isidro Morales, residente de Arlington. Una grúa le cayó encima, y otro trabajador sufrió heridas menores.
La cantante expresó que el artista mexicano, fallecido en el 2015, le ofreció matrimonio. Conozca también lo que manifestó Pepe Aguilar sobre su hijo, arrestado por presunto tráfico humano.
Se trata de un hombre de 60 años de edad, quien de acuerdo a la policía le disparó de muerte a su jefa, de 48 años, para luego suicidarse en el séptimo piso de un edificio de oficinas en Dallas. Ambos fallecidos trabajaban juntos anteriormente. La víctima, identificada como Lana Canada, estaba recién casada y deja varios hijos.