publicidad
Aunque la mexicana sorprendió al mundo hace una década al encarnar a Frida Kahlo con entrecejo y poblado bigote --lo que le valió su primera nominación al "scar--, en este caso la estrella mexicana n...

Salma Hayek vuelve a promocionar el consumo de leche

Salma Hayek vuelve a promocionar el consumo de leche

Salma Hayek se volvió a dejar el bigote al estilo de su Frida Kahlo de hace unos años, sólo que éste le salió blanco y no es por canas.

Aunque la mexicana sorprendió al mundo hace una década al encarnar a Fri...
Aunque la mexicana sorprendió al mundo hace una década al encarnar a Frida Kahlo con entrecejo y poblado bigote --lo que le valió su primera nominación al "scar--, en este caso la estrella mexicana n...

Aunque la mexicana sorprendió al mundo hace una década al encarnar a Frida Kahlo con entrecejo y poblado bigote --lo que le valió su primera nominación al "scar--, en este caso la estrella mexicana no recurre al vello corporal sino a la leche para cubrir la parte superior de su labio y, de paso, promocionar el consumo de esta bebida entre los escolares de Estados Unidos. La carismática actriz vuelve a encabezar la popular campaña 'Got milk?' como ya hiciera el año pasado, y en el cartel promocional de esta nueva edición Salma se presenta ante el gran público como una ama de casa glamurosa que, con bata rosada y rulos en la cabeza, sirve al mismo tiempo un vaso de leche y un gran tazón para su hija.

Aunque el rostro de la niña que le acompaña en la cocina aparece fuera de plano, bien podría ser su hija Valentina. Y es que como revelara ella misma hace escasos días, Salma trata de aprovechar cada minuto libre para estar con su hija a pesar de la apretada agenda laboral que domina su día y, en las escasas ocasiones que deben separarse, el vínculo de amor entre las dos mujeres permanece intacto gracias a los recuerdos que Valentina introduce en el equipaje de su madre.

publicidad

"Tengo la suerte de residir en Francia, donde los niños tienen vacaciones al menos una vez al mes. Odio tener que separarme de mi hija y trato de no estar más de cinco días alejada de ella. Pero cuando tengo que viajar, ella siempre esconde en mi maleta un obsequio para que me acuerde de ella. Este recuerdo cambia en cada uno de los viajes que hago, y nunca me dice cuando lo ha metido en mi maleta para que sea una sorpresa", revelaba recientemente la intérprete.

La asociación existente entre Salma Hayek y la leche no solo se limita a estas campañas de promoción alimenticia, sino que una de las grandes controversias protagonizadas por la actriz en su larga carrera profesional tuvo lugar cuando, a la vista de los fotógrafos, amamantó a un bebé desnutrido durante una visita solidaria a África que realizó hace unos años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad