publicidad

Salma Hayek no deja que su marido le pague

Salma Hayek no deja que su marido le pague

A pesar de estar casada con el poseedor de una de las mayores fortunas de Francia, François-Henri Pinault, la actriz sigue pagando lo que es suyo.

¡Salma Hayek se queja de sus curvas! /Splash News - splashnews.com / splashnewsonline.com

A pesar de estar casada con el poseedor de una de las mayores fortunas de Francia, François-Henri Pinault -dueño de marcas como Gucci o Saint Laurent-, Salma Hayek continúa pagando sus facturas religiosamente cada mes, demostrando que eso de convertirse en una mujer florero no va con ella.

"Todavía pago mis facturas, absolutamente. Si me quitaran eso me sentiría muy rara. Creo que es parte de lo que me da seguridad en mí misma, el trabajar y saber que puedo pagarlas. Me moriría si no me dedicara a otra cosa que a hacerme la manicura y acudir a almuerzos. Eso sería una pesadilla para mí. Fue una de las condiciones que puse cuando me casé con François. Le dije: 'Escucha, me parece que no voy a ser una dama de sociedad, ¿ok?'. Y me contestó: 'Por supuesto que no, ¡odiaría que lo fueras!'", reveló la intérprete mexicana a la revista G2.

publicidad

Curiosamente, Salma está convencida de que fue precisamente el hecho de que nunca haya sido una socialité obsesionada con la moda lo que le ayudó a conquistar a uno de los solteros más codiciados de dicha industria, para sorpresa de propios y extraños.

"Nunca he sido una 'fashionista', una chica que se preocupe por la moda. Estaba rodeada de 'fashionistas' que se burlaban de mí porque no me importaba en absoluto. Y cuando empecé a salir con François me decían: '¿Cómo es posible que hayas sido tú entre todas las personas quien haya acabado con ese hombre? No te importa nada la moda'. Y yo respondía: '¿Sabes qué? Probablemente eso le resultó muy refrescante'", confesaba recientemente la actriz a la revista The EDIT.




publicidad
publicidad
Mientras los republicanos en el congreso se preparan para desmantelar el Obamacare, en Montebello los directivos del hospital Beverly se reunieron con la congresista Linda Sánchez para discutir cómo afectará a los habitantes del sur de California la posible desaparición de la ley federal de salud.
Cada año miles de personas son separadas de sus padres mientras estos pagan condenas en prisión, sin embargo, existen medios para recuperar el tiempo perdido y que ayudan a reencontrase con la familia.
Ocurrió en un restaurante del norte de California donde se recibió un mensaje que tiene a muchos indignados. Para estos trabajadores llegar a sus lugares de trabajo se convirtió en una pesadilla.
Árboles arrancados, viviendas inundadas y muebles dañados por las intensas lluvias que atravesaron el sur de California, hacen parte del saldo de pérdidas que se deben reportar para obtener aportes que ayuden a solventar las pérdidas.
publicidad