publicidad
La modelo boricua se sintió traicionada por su prometido.

Maripily Rivera suspende su boda para cuidar de su hijo Joe Joe

Maripily Rivera suspende su boda para cuidar de su hijo Joe Joe

La modelo y empresaria Maripily sorprendió al mundo al anunciar que suspendió su boda con el empresario Albert Rodríguez.

La modelo boricua se sintió traicionada por su prometido.
La modelo boricua se sintió traicionada por su prometido.

La modelo y empresaria Maripily Rivera sorprendió al mundo al anunciar que suspendió su boda con el empresario Albert Rodríguez. ¿La razón? es su hijo Joe Joe, con quien siente la necesidad de cuidar ahora que pasa por una difícil etapa.

La boricua decidió hablar de su decisión al Huffinton Post. En una amplia entrevista, Maripily compartió las razones de tan difícil medida:

"Todo el mundo sabe que ante todo soy madre y Joe Joe es mi prioridad", dijo la empresaria a HuffPost Voces y continuó: "El volvió muy rebelde de sus vacaciones de primavera en Puerto Rico y dijo en la escuela que su papá, en dos semanas, lo iba a venir a buscar porque se iba a vivir a la isla".

Maripily narró que al confrontar a su hijo, Joe Joe le dice que quiere ir a vivir con su padre y si no lo deja, él tomaría medidas extremas que al final terminaron por asustar a Maripily.

publicidad

Por eso, Maripily pidió ayuda profesional para que la ayudaran a digerir el momento que estaba viviendo con su pequeño Joe Joe y ha logrado entender la fase en la que su hijo adolescente se encuentra.

Debido a eso, tomó la decisión de llamar a sus colaboradores y parar cualquier tipo de organización, hasta que ella dé nuevo aviso.

"Hoy y siempre mi prioridad es mi hijo y todo lo demás viene después. Ningún sacrificio es grande si se trata de la felicidad y la estabilidad de mi Joe Joe. No tengo cabeza para pensar en una boda, ni en los preparativos y menos en disfrutarlo si sé que mi bebé se quiere ir de mi lado", dijo la boricua al sitio HuffPost.

Boda pospuesta, no suspendida

Aunque Maripily había dicho que suspendería el avance en los preparativos de su tan esperada boda, los medios de comunicación en Puerto Rico han comenzado a publicar nuevas versiones y aseguran que se trata de una breve pausa y que la fecha la definirán más adelante, alrededor del mes de septiembre.

"Esta semana ya habíamos hablado de posponer la boda  para ella dedicarle tiempo a su hijo y a sus negocios. Estaba muy agitada por lo de su afección del corazón y no estaba ni físicamente ni mentalmente preparada para envolverse en el proceso de su boda. Y esto le dará tiempo para que se estabilice.  Ella decidió que sería en septiembre y ahora buscaremos  el día.  No hubo crisis. Es una situación como cualquier otra. Ellos están muy felices y la boda sigue en pie. De hecho, mañana tengo que ir a Ponce para una reunión con  seguridad privada que trabajará ese día en la logística, dijo Yaska Crespo, la weddingplanner que entrevistó el diario El Nuevo Día.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad