publicidad

Manuel Mijares y la vida después de Lucero

Manuel Mijares y la vida después de Lucero

después de haber anunciado su separación hace algunos meses, la pareja se lleva muy bien.

¿Se están convirtiendo Manuel Mijares y Lucero en la versión latina de Demi Moore y Bruce Willis? Parece ser que sí, pues después de haber anunciado su separación hace algunos meses, la pareja se lleva muy bien.

Manuel Mijares rechazó tener algún resentimiento en contra de su ex pareja, pues está "tranquilo, aprendiendo a vivir ahora solo".

La separación se ha dado en los mejores términos y hace unas semanas se vio a la pareja compartir tiempo con sus hijos en un partido de futbol de Manuelito, donde se cayeron de sus sillas y terminaron a carcajadas.

"Para muchos no está bien esto, desearían que hubiéramos dado más de que hablar; yo sigo viendo a mis hijos normalmente, para ellos las cosas no han cambiado mucho", declaró el cantante a Notimex.

De la misma forma en que Lucero sólo ha dicho cosas buenas del padre de sus hijos, Manuel correspondió afirmando que "fue y será muy importante para mí, durante 15 años formó parte de mi vida y es la madre de mis hijos".

A pesar de los rumores que han surgido en torno a esta separación, en los que se publicó que ambos ya tenían nuevas parejas, en cantante declaró: "Hoy puedo decir que estoy aprendiendo un nuevo sistema de vida solo, donde no sé por el momento si volveré a probar el amor".

publicidad
publicidad
publicidad
Los asistentes al concierto salieron corriendo al escuchar las detonaciones. Información en desarrollo.
La esposa del expresidente estadounidense Barack Obama no paró su rutina de ejercicios durante sus vacaciones en Italia. Michelle fue seguida por un séquito del servicio secreto y curiosos.
A "la fiesta de los Carter" asistieron varias de las amigas famosas de la cantante. Una grandiosa celebración que incluyó temáticas y atuendos africanos.
Así reaccionó el entrenador lituano Sarunas Jasikevicius cuando un periodista le preguntó porque le permitió a uno de sus jugadores asistir el nacimiento de su hija en lugar de jugar en una semifinal.