publicidad

Los duques de Cambridge abandonaron el hospital con el bebé real en brazos

Los duques de Cambridge abandonaron el hospital con el bebé real en brazos

Los recién estrenados papás dejaron el St. Mary Hospital en medio de una lluvia de flashazos y la ovación de cientos de personas que los esperaban.

Kate Middleton  y el   príncipe William  salieron del St. Mary Hospital con su   recién nacido en brazos. El matrimonio real fue ovacionado por cientos de personas que esperaban su aparición.

Así mismo, las cámaras de los medios de comunicación, que montaron guardia desde hace varias semanas atrás, no tardaron en disparar sus flashazos para captar el histórico momento.

La mamá primeriza lució tan elegante y risueña como siempre enfundada en un vestido de color azul, mientras que la sonrisa del príncipe William delató su gran felicidad, también el usó una camisa del mismo tono.

El orgulloso papi, quien llevaba al nene en brazos, confesó que estará más pesado que él. La pareja confesó que aún no se han decidido por un nombre.

El nacimiento del pequeño principito, tercer heredero a la corona, ha sido motivo de fiesta nacional en el Reino Unido y también alrededor del mundo.

La familia real partió en una camioneta hacia el palacio de Kensington.   ¿A quién se parece?

publicidad
publicidad
Tras la fuga, hace más de 48 horas, la policía estatal realizó un cateo dentro de las instalaciones del reclusorio. Allí encontraron tiendas clandestinas donde se vendía comida, refrescos y bebidas alcohólicas.
Durante su visita, Francisco visitó una de las prisiones más superpobladas de Italia y saludó a los reos. Además, ofreció una misa a la cual, según estimaciones, asistieron más de 700,000 personas.
Wilder Moreno Hernández, de 19 años, es una de miles de personas que han pedido refugio durante los meses de enero y febrero del 2017 en Canadá. Así como él, otros han llegado a Canadá huyendo de las medidas que han surgido en Estados Unidos desde que Trump llegó a la presidencia.
El endurecimiento de las políticas migratorias está poniendo en riesgo la dinámica fronteriza entre México y Estados Unidos. Ya muchos inmigrantes, que cruzan a diario con visados de turista, no se atreven a ir a trabajar sin papeles del otro lado de la frontera, lo que les daba un nivel salarial superior al de su país.
publicidad