publicidad
Pippa Middleton con sus amigos armados

Los amigos de Pippa usaron un arma para ahuyentar a paparazzi

Los amigos de Pippa usaron un arma para ahuyentar a paparazzi

Los amigos de Pippa Midletton, hermana de la esposa del príncipe William, anda con malas compañías.  

Pippa Middleton con sus amigos armados
Pippa Middleton con sus amigos armados

Pippa Midletton paseaba por París junto a un grupo de amigos, cuando se dieron cuenta de que un fotógrafo los seguía, al detenerse en un semáforo uno de sus acompañantes sacó una supuesta arma de fuego y apuntó hacía el paparazzi.

¿Crees que Pippa lo hizo como una broma o como una amenaza?, opina en los Foros.

Estos hechos han indignado a la población y policía de Francia, ya que después de los asesinatos de Tolouse se encuentran muy sensibles ante el tema de las armas de fuego y las agresiones. Por esto según indicó el diario The Sun la inglesa será sometida a un interrogatorio y de resultar culpable enfrentará un proceso legal que puede desencadenar hasta en 7 años de prisión.

publicidad

La ley francesa marca que tanto la persona que portaba la pistola como sus acompañantes podrían ser  culpables y aunque fuera falsa enfrentarían 2 años en la cárcel.

El destino de la hermana de la futura reina depende de la decisión que tome el fotógrafo afectado, pues debe decir que procede con la denuncia.

publicidad
publicidad
Una hora vale oro, especialmente cuando es retenido por la policía y paga su fianza. Generalmente, cuando no lo hace, tiene más chances de ser entregado a agentes de inmigración, quienes tomarían cartas en el asunto.
Jennifer Capote, vocera de las autoridades, manifestó que los presuntos ladrones dijeron que eran del Departamento de Policía y amarraron a los adultos que estaban en la casa.
Noemí Ramírez dejó claro que lo más efectivo es tratar de evadir cualquier problema que altere el orden público. En caso de que sea detenido, debe procurar no hablar hasta contar con un abogado. Si llegan hasta su casa, no abra las puestas hasta no verificar una orden.
El venezolano, de 48 años de edad, era copartícipe de un negocio de alquiler de vehículos ubicado en el 4000 de la calle 26 del noroeste.
publicidad