publicidad

Llevaría el secreto a la tumba

Llevaría el secreto a la tumba

Valeria Rivera, madre del "hijo secreto" de Alejandro Sanz, dijo a una revista que hubiera llevado "el secreto a la tumba".

"No le hubiera pedido nada"

MADRID.- La joven puertorriqueña Valeria Rivera, madre del hijo de Alejandro Sanz, afirma que si el cantante español no hubiese revelado la existencia del pequeño de tres años ella hubiera llevado "el secreto a la tumba".

En un reportaje, publicado hoy en exclusiva por el semanario español Hola, Valeria, que reside en Miami y que hasta hace un mes vivía en el anonimato, confiesa que conoció al artista hace nueve años."Con Alejandro, a quien conocí hace nueve años, he trabajado como peluquera. La primera vez no sabía prácticamente quién era; a la siguiente me temblaban las manos", dice Valeria, quien ha viajado a París, donde concedió la entrevista a la revista española.

Valeria, que además de peluquera y maquilladora se ha adentrado en el mundo de la moda y prepara una nueva colección de ropa, dice que en un determinado momento la amistad con Alejandro Sanz se "convirtió en un amor apasionado que, a la vez, nació sin esperanza de futuro".

La joven, que confiesa que también es madre soltera de una niña, que se llama Génesis y que tiene once años, considera que es "muy madre, una madre superprotectora, porque mis hijos son mi vida".

A partir del momento en el que Alejandro Sanz dio a conocer la existencia de un hijo nacido de su relación con Valeria, a fin de evitar un presunto chantaje, la joven se ha convertido en especial centro de atención.

publicidad

"Cuando me quedé embarazada se lo dije a Alejandro. El aceptó su paternidad sin presión alguna y como un caballero que es", apunta, para añadir que si el cantante "se hubiera desentendido de su hijo, yo hubiera seguido adelante con mi embarazo y nunca le hubiera pedido o reclamado nada".

Valeria Rivera revela que su hijo Alexander lleva el apellido de su padre desde que nació.

El cantante y compositor español reconoció en diciembre pasado la paternidad de Alexander, de tres años, fruto de su relación con una mujer "totalmente ajena a la vida pública".

Alejandro Sanz es padre también de Manuela, nacida el 28 de julio de 2004 de su relación con la modelo mexicana Jaydy Mitchel, de quien se separó a principios de 2005, después de unos seis años de convivencia.

Enjuiciarán a extorsionadores

En Miami, una pareja que alguna vez trabajó para Alejandro Sanz enfrenta cargos de extorsión y robo derivados de un intento de chantaje contra el cantante español, según documentos de la corte.

Carlos González, de 36 años, trabajó en la casa de Sanz en un exclusivo vecindario de Miami Beach, velando por su propiedad y sus botes allí atracados, dice un affidávit. El y su esposa, Sylvia Helena Alzate, de 47 años, vivían en la casa del artista.

Pero según investigadores del condado Miami-Dade County, González renunció a su trabajo en noviembre del 2006 y se robó una computadora portátil, videos y fotografías de Sanz y de su compañía, Gazul Productions.

publicidad

El 5 de diciembre, otro empleado de Sanz, Juan Ramón Ramírez, recibió una llamada de González diciendo que difundiría "cierta información" a los medios hispanos a menos que le pagaran 500.000 dólares.

"González dejó en claro que, adicionalmente al dinero, deseaba hacerle daño" al músico ganador de los premios Grammy y Latin Grammy, nacido bajo el nombre de Alejandro Sánchez Pizarro, según documentos de un investigador de la fiscalía estatal en Miami-Dade.

El affidávit no especifica la información que González alegaba tener. Pero una semana después de la llamada telefónica, Sanz emitió un comunicado de prensa reconociendo que tenía un hijo de 3 años, Alexander, de una relación no revelada previamente.

El publicista de Sanz en California se negó a comentar el caso el miércoles.

Luego que Ramírez contactó a las autoridades, éstas monitorearon una llamada telefónica en la que González dijo que él y su mujer estaban "trabajando lo más fuerte que podemos para crear un escándalo y destruir a Sánchez Pizarro", dice el documento.

Ramírez también dijo que González compró a su nombre una lancha Renegade del 2006 con costo de 85.000 dólares y una moto acuática Yamaha del 2005 por más de 12.000 dólares, para uso de Sanz.

publicidad

Lonnie Richardson, abogada de la pareja acusada, se abstuvo de hacer comentarios. Ambos se declararon inocentes y están libres bajo fianza. Su juicio está programado para el 20 de febrero.

publicidad
publicidad
Lupillo regresó a casa después de mucho de no visitarnos, y nuestra Karla le recordó que se conocen "desde que eran polluelos". ¿Cuántos años de amistad serán?
El hermano de Jenni Rivera nos contó cuál fue la escena de la serie "Su Nombre era Dolores" que más le hizo recordar a su hermana y lo hizo llorar de verdad.
Para la bella Jacky Bracamontes siempre ha sido difícil recordar ese triste momento de su vida, pero por alguna extraña razón también ha sido terapéutico escribir acerca de eso en su nuevo libro.
La vedette declaró que todas las famosas de México en algún momento de su carrera tienen un amorío con alguien de la política, así como ella o su gran amiga Sasha Montenegro.
publicidad