publicidad
Lindsay Lohan considera la idea de decirle adiós a papá.

Lindsay quiere quitarse el Lohan

Lindsay quiere quitarse el Lohan

La madre de Lindsay declaró que su hija considera la posibilidad de quitarse el apellido del padre.

Lindsay Lohan considera la idea de decirle adiós a papá.
Lindsay Lohan considera la idea de decirle adiós a papá.

La controversia no termina para la actriz Lindsay Lohan, quien desde hace varios meses ha estado en el ojo del huracán por sus problemas de adicción a las drogas, así como los problemas legales que acusa por el supuesto robo de un collar.

Ahora se difundieron declaraciones de Dina Lohan, madre de Lindsay, que revelan las inteciones que tiene ésta última por quitarse el apellido del padre.

La relación de Lohan con su papá ha sido desastrosa y se volvió áspera en los últimos meses por todas las "opiniones" emitidas por Michael Lohan respecto a los tropiezos de su hija. Según reprodujo este sábado el sitio de Internet Popeater, Dina comentó que su hija se quitaría el apellido Lohan y que únicamente usaría su nombre. 

publicidad

Hace unas semanas atrás Lindsay se habría reunido con Michael Lohan para buscar una reconciliación, pero tras las declaraciones de Dina, todo apunta a que la fractura entre la familia es definitiva y que la actriz de 24 años dejará la relación con su padre, como un capítulo cerrado.

Mientras Lindsay sigue el curso del juicio por robo, su padre fue arrestado recientemente bajo sospecha de agresión de su novia, Kate Major, quien lo denunció ante las autoridades y Lohan fue detenido por violencia doméstica y permaneció en la comisaría hasta que pagó una fianza de 200 mil dólares.

Major aseguró que lo que comenzó como una discusión verbal terminó en una agresión que dejó varias marcas en su cuerpo.

publicidad
publicidad
La primera dama de Estados Unidos reconoció la labor femenina de mujeres que han sido víctimas de agresión en sus países, pero que también han sido muestra de fortaleza ante las adversidades.
Entre los requisitos que pide la administración del presidente Donald Trump para edificar la obra están, que la barrera tenga al menos 18 pies de altura y que sea agradable a la vista en el lado norte.
El abogado Irving González explica que el principal problema es que no se ha definido exactamente qué es una ciudad santuario, y el segundo es que los policías locales alegan que su trabajo no incluye funciones migratorias. Dice además que los operativos de ICE están teniendo características irregulares contra los inmigrantes.
El padre del menor a quien uno de sus compañeros le dijo “prohibido los mexicanos”, exigió investigación sobre el caso, pero aún no ha obtenido una respuesta.
publicidad