publicidad
Premios Juventud Vota ya, ¡los ganadores dependen de ti!
Quiere su propio 'rehab'

Lindsay Lohan quiere abrir su propio centro de rehabilitación

Lindsay Lohan quiere abrir su propio centro de rehabilitación

Después de pasar más de seis veces en centros de rehabilitación, la famosa está buscando maneras de abrir el suyo.  

Quiere su propio 'rehab'
Quiere su propio 'rehab'

Después de pasar más de seis veces en centros de rehabilitación, Lindsay Lohan está buscando maneras de abrir el suyo.

La actriz está platicando con inversionistas para construir su propio centro, ya que considera buena idea que un lugar así lleve su nombre para llamar la atención de las personas.

Lindsay pasó cerca de tres meses en tratamiento este año, para evitar prisión. Desde su salida, se ha mantenido alejada de problemas.

"Está tan feliz con su vida en estos momentos que está considerando abrir su propio centro de rehabilitación con su nombre, para ayudar a otras personas", dice una fuente del sitio de Perez Hilton. "Por eso, ha hablado con varios de sus amigos adinerados y sobrios, para que le ayuden en su nuevo proyecto".

publicidad

¿Tú crees que sea buena idea de Lindsay?

publicidad
publicidad
publicidad
Durante la mañana habrá un poco de neblina, luego desaparecerá pero el día seguirá gris por cuenta de las nubes. Además, hay posibilidad de lluvias ligeras en algunas horas. La temperatura máxima será de 61 grados, por debajo de lo esperado para este día.
El accidente ocurrió el lunes en la noche, cuando el peatón cruzaba por la mitad de una calle de la zona. El hombre asiático de 67 años fue trasladado a un hospital, pero allí fue declarado muerto.
Remington Peters, de 27 años, pertenecía a un grupo especial de la Marina y participaba el pasado domingo en los actos de conmemoración a los militares que han muerto en las guerras. Autoridades siguen investigando qué ocurrió con su paracaídas.
Aproximadamente a las 4:00 de la tarde del lunes el sujeto abordó a una mujer que estaba retirando dinero de un cajero del City Bank en el Upper East Side, Manhattan, solicitándole 1,000 dólares o le arrojaba el ácido en la cara. La víctima atemorizada le entrego 500 dólares y el hombre escapó. Es sospechoso de otros casos similares.