publicidad
Vende su ropa

Lindsay Lohan está desesperada y vende sus prendas para arreglar su situación económica

Lindsay Lohan está desesperada y vende sus prendas para arreglar su situación económica

La actriz está pasando por un momento complicado en su economía y para salir de este lío está rematando sus prendas para conseguir ingresos extras.

Vende su ropa
Vende su ropa

Lindsay Lohan está pasando por un momento complicado en su vida, tanto en el ámbito personal como en el profesional.

¿Crees que bebe arreglar su situación económica? Opina en los Foros.

La actriz se ha enfrentado a la justicia en repetidas ocasiones y debido a sus deudas de impuestos federales, las cuales ascienden a 234 mil dólares y arrastra desde 2009, la IRS, Servicio de Impuestos Internos, congeló sus cuentas bancarias.

¿Será por esto que la diva está desmantelando su armario para vender toda su ropa? Así es, según Radar Online, la hermana menor de la artista se ha dado a la tarea de recorrer varias tiendas de prendas de ''segunda mano'' para conseguir ingresos extras.

Dicho medio asegura que Ali no ha salido muy buena para los negocios, ya que se ha enfrentado al gerente de la reconocida tienda 'Wasteland' al ver la poca cantidad de dinero que le ofrecían por prendas de diseñador como unos zapatos Chanel y un bolso de Balenciaga.

publicidad

La publicación realizó una recreación de la discusión: "Tienen que costar más, Lindsay fue fotografiada con ellos, eso lo hace más valioso", ante dicho argumento el encargado del almacén no cedió y Ali salió de la tienda con mucho menos dinero del que había imaginado.

publicidad
publicidad
Tras la fuga, hace más de 48 horas, la policía estatal realizó un cateo dentro de las instalaciones del reclusorio. Allí encontraron tiendas clandestinas donde se vendía comida, refrescos y bebidas alcohólicas.
Durante su visita, Francisco visitó una de las prisiones más superpobladas de Italia y saludó a los reos. Además, ofreció una misa a la cual, según estimaciones, asistieron más de 700 mill personas.
Wilder Moreno Hernández, de 19 años, es una de miles de personas que han pedido refugio durante los meses de enero y febrero del 2017 en Canadá. Así como él, otros han llegado a Canadá huyendo de las medidas que han surgido en Estados Unidos desde que Trump llegó a la presidencia.
El endurecimiento de las políticas migratorias está poniendo en riesgo la dinámica fronteriza entre México y Estados Unidos. Ya muchos inmigrantes, que cruzan a diario con visados de turista, no se atreven a ir a trabajar sin papeles del otro lado de la frontera, lo que les daba un nivel salarial superior al de su país.
publicidad