publicidad
La controvertida intérprete salió la semana pasada del centro de rehabilitación Cliffside, en Malibú --clínica famosa por las distintas personalidades del mundo del espectáculo que han pasado por sus...

Lindsay Lohan desquició a sus compañeros de rehabilitación

Lindsay Lohan desquició a sus compañeros de rehabilitación

Lindsay Lohan logró sacar de sus casillas a la cantante Chaka Khan, quien narró la actitud infantil de LiLo durante la rehabilitación.

La controvertida intérprete salió la semana pasada del centro de rehabil...
La controvertida intérprete salió la semana pasada del centro de rehabilitación Cliffside, en Malibú --clínica famosa por las distintas personalidades del mundo del espectáculo que han pasado por sus...

La controvertida intérprete salió la semana pasada del centro de rehabilitación Cliffside, en Malibú --clínica famosa por las distintas personalidades del mundo del espectáculo que han pasado por sus instalaciones--, lugar donde coincidió con la cantante Chaka Khan, a quien enfureció las malas maneras y el afán de protagonismo de Lindsay durante los 90 días que pasó en el centro.

"Chaka estaba muy a gusto con todo en la clínica Cliffside, pero tener a Lindsay alrededor la desquició completamente, estaba cansada de sus tonterías. Durante todo su tiempo en la clínica, Lindsay estuvo haciendo estupideces con tal de llamar la atención. Así que un día, Chaka estalló y le dijo lo infantil que estaba siendo. No llegó a perder los nervios en ningún momento pero sí que le levantó la voz a Lindsay. Le dijo que cortara el rollo y le preguntó si realmente estaba en desintoxicación para curarse o simplemente para hacer una más de las suyas", explicó una fuente cercana a la institución Cliffside al portal de noticias RadarOnline.com.

publicidad

A tal punto llegó la frustración de la veterana vocalista que decidió finalizar su tratamiento en el centro antes de tiempo, decisión que tomó tras darse cuenta de que su convivencia con Lindsay era imposible, algo que hizo saber a sus compañeros de clínica, a los que manifestó el "odio" que sentía por la intérprete.

"Chaka estaba harta de Lindsay. La situación se volvió tan horrible para ella que se negó a compartir coche o a acudir a sesiones de grupo en las que estuviera ella", añadió el informante.

Aunque el particular carácter de la popular pelirroja no ha cambiado con su paso por la clínica Cliffside, parece que sus adicciones han sido puestas bajo control; hasta el punto de que Lindsay ha mostrado su férrea voluntad de mantenerse alejada de las tentaciones mudándose a Nueva York, lugar donde residirá de ahora en adelante y donde pretende retomar las riendas de su vida.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad