publicidad

Lily Allen se encuentra hospitalizada por una infección

Lily Allen se encuentra hospitalizada por una infección

Se encuentra recibiendo tratamiento para combatir una septicemia días después de que sufriera su segundo aborto espontáneo.

La cantante inglesa de pop Lily Allen está ingresada en un hospital donde recibe tratamiento para combatir una septicemia días después de que sufriera su segundo aborto espontáneo, informó hoy el representante de la artista.

Allen, de 25 años, está respondiendo bien a los cuidados médicos que le proporcionan en el centro hospitalario, del que no se detalló su nombre ni ubicación, "y su condición continúa mejorando", preció el portavoz de la cantante.

La artista se encontraba en el sexto mes de gestación cuando a comienzos de esta semana perdió al bebé que esperaba fruto de su relación con el empresario Sam Cooper.

Allen ya sufrió otro aborto en 2008 cuando mantenía una relación sentimental con Ed Simons, líder del grupo Chemical Brothers.

"Lily quiere agradecer a todo el mundo sus mensajes de apoyo y, de nuevo, pide que se respete su intimidad y la de su pareja, Sam Cooper, mientras se recupera" , señaló su representante.

Envíale un mensaje a Lily Allen

publicidad
publicidad
publicidad
La hermana de un joven que fue reclutado por uno de estos grupos criminales asegura que bajo promesas falsas los obligan a asesinar gente que por diferentes razones se convierten en blancos de estos ejércitos del mal.
Los pequeños empresarios aseguran que necesitan de la mano de obra extranjera porque los ciudadanos y residentes de EEUU no quiere trabajar en puestos agrícolas. El programa de visas H2B para trabajadores temporales otorga 66,000 visas al año.
Desde Ronald Reagan, ningún presidente había asistido a esta asamblea, donde habló de armas, terrorismo y el muro fronterizo.
Aunque las elecciones tuvieron lugar hace meses, el mandatario pareció haber regresado a ellas este viernes con su discurso en Atlanta ante miembros de la Asociación Nacional del Rifle. En su intervención, Trump prometió que las agencias federales no acosarán a los que porten armas.