publicidad
No hablará de su paternidad

La posible paternidad de Piqué es un 'tema privado'

La posible paternidad de Piqué es un 'tema privado'

El futbolista considera que lo que concierne a su relación con ella y a su posible paternidad no debe ser tema público.

No hablará de su paternidad
No hablará de su paternidad

El futbolista confiesa comprender que se hable de su pareja, ya que esta es una persona pública. Sin embargo, considera que lo que concierne a su relación con ella y a su posible paternidad no forma parte del criterio público.

¿Crees que Shakira está embarazada? Opina en los Foros.

"Ese es un tema privado. No me gusta hablar de eso", declaró entre risas en una entrevista radiofónica al programa deportivo El Larguero.

Piqué admite que los futbolistas están "en el ojo del huracán", pero no le parece correcto que se relacione el juego con la vida privada y, en su caso, no consiente que se cuestione su rendimiento por su relación con Shakira.

"A veces no te salen bien las cosas y si hay otro jugador que juega mejor, juega el otro. Puedo tener un mal partido, pero no tiene que ver necesariamente con mi pareja. Es normal que se hable de ella porque es una persona pública. Pero da igual la novia que tengas. Cuando uno juega bien, no es gracias a su novia y cuando juega mal, tampoco es por culpa suya", apuntó.

publicidad

Aunque tanto él como Shakira son dos personas muy exitosas en sus campos, Piqué considera que sus trabajos no son comparables y revela que su pareja vive la presión y la pasión que conlleva el fútbol casi como él.

"Son dos trabajos muy distintos. Ella me comenta: 'Siempre tienes la presión de ganar', porque en su trabajo no es así. Ella disfruta y a la vez sufre mucho por la presión del fútbol. Es un mundo totalmente distinto", concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
El gobierno del presidente Trump celebra, como una victoria, la decisión. La prohibición no incluye a viajeros que tienen una relación significativa con  personas o entidades en Estados Unidos.
Las lluvias seguirán en la región, por lo que se recomienda mantenerse alerta si estará al aire libre.
Al ser encontrada en un semáforo de Oakland Park con el auto aún encendido, Jennifer Hernández reconoció que había ingerido en exceso medicamentos recetados. Tras el arresto, se le impuso una fianza de 25,000 dólares y se le prohibió cualquier contacto con la pequeña de apenas 2 años de edad.
Las niñas fueron a confesarse con el sacerdote y, al salir, aseguraron que el cura las había tocado inapropiadamente. Los padres acudieron a la iglesia y acusaron al sacerdote de estar ebrio.