publicidad

La madre y la hermana de Lina Marulanda dieron a conocer que la artista sufría depresión

La madre y la hermana de Lina Marulanda dieron a conocer que la artista sufría depresión

"Yo tengo el alma muerta y cuando uno está muerto en vida no hay salida", dijo en alguna ocasión a su hermana.

Quería tener hijos

COLOMBIA- El pasado 22 de abril Lina Marulanda falleció al caer de un sexto piso en la ciudad de Bogotá, Colombia. Su madre, Beatriz, y su hermana, Paulina, ofrecieron una entrevista a la revista Cromos, donde explicaron que la conductora sufría de una grave depresión que estaba tratando con un psicoanalista.Sería este 15 de mayo cuando Lina cumpliría 30 años de edad. Parecía tenerlo todo: una familia amorosa, un buen trabajo y un matrimonio por el que estaba luchando. Sin embargo, todo parece indicar que su depresión la llevó a tomar la decisión de quitarse la vida.Beatriz Marulanda contó uno de lo sueños que le faltaron a Lina por cumplir: "Tener un hijo, era su obsesión. Abrir su nuevo negocio, La MisceLina, y publicar el libro que escribió sobre su vida y que después saldrá porque está ahí. También quería abrir un instituto para ayudar a la gente".

publicidad

Debido al fuerte problema de depresión que sufría Lina Marulanda, planeaba brindarle ayuda a la gente que tuviera el mismo padecimiento.

"Ya tenía pensada una línea amiga 24 horas. Hasta el último día la llamaban para que ella ayudara a los que estaban deprimidos. Ella era el paño de lágrimas. Y vieras cómo hablaba de hermoso", dijo la madre de Lina.

Con el corazón destrozado, la señora Beatriz Marulanda confesó que la noche antes de su muerte vio muy contenta a su hija; había hablado con su esposo Carlos Oñate y planeaban luchar por su matrimonio.

Por su parte, Paulina narró lo que Lina una vez le dijo: "'Yo tengo el alma muerta y cuando uno está muerto en vida no hay salida'. Eso era lo que repetía una y otra vez. Mi hermana me decía que todo el mundo pensaba que estaba enferma, que tenía algo, pero que nadie sabía que lo que ella tenía no tenía cura, que era la enfermedad más grave que hay. Cada vez que leía la Biblia se calmaba, decía 'yo tengo a Dios', se mantenía con la Virgen Milagrosa en la mano".

Día de las Madres

Puedes seguirnos en
Twitter, Facebook y Mi Página

.

Envía un mensaje a la familia


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad