publicidad
Kim Kardashian

La guía de regalos de Kim Kardashian para San Valentín

La guía de regalos de Kim Kardashian para San Valentín

Kim propone una lista de productos para el Día de San Valentín, entre los que se encuentran una fusta y una botella de champán de 10.000 dólares.

Kim Kardashian
Kim Kardashian

La popular Kim Kardashian ha querido ayudar a sus seguidores a celebrar de la mejor manera el Día de San Valentín compartiendo en Twitter un enlace a su web, en concreto al artículo 'Guía de regalos para San Valentín: Detrás de las puertas cerradas', donde se pueden encontrar productos de 5 a 10.000 dólares.

Para avivar la pasión en este día especial, Kim recomienda una venda de seda para los ojos valorada en 69 dólares, una vela de masaje de olor dulce, un anillo vibrador y una herramienta para dar masajes íntimos.

Además, la lista también incluye una fusta, chocolate para untar en el cuerpo, una barra de pole dance y un par de esposas metálicas.

Las Kardashian tienen mala suerte en el amor Medio Tiempo

Para aquellos con ganas de no reparar en gastos, recomienda gastarse 10.000 dólares en una botella de champán Armand de Brignac, pétalos de rosa roja para decorar la cama y sábanas de raso de Ralph Lauren.

Y para las personas que estén sujetas a un presupuesto más limitado, Kim sugiere unos cupones con ideas para sorprender a tu pareja en la cama, ropa interior comestible (con caramelos) y un juego de mesa erótico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Muchos se preguntaban el precio del increíble vestido que usó Gelena en su boda y ya por fin te lo contamos.
El vidente de las estrellas dijo en Despierta América que existe una energía negativa que una mujer del pasado envió a la actriz venezolana y eso, por el momento, la tiene separada de Julián Gil.
Aureliano Salgado también le cuenta sobre las fuertes declaraciones del hijo de Eduardo Yáñez, quien manifestó en redes sociales que su padre es drogadicto, racista y abusador de mujeres.
El curioso hecho se registró en días pasados en Tewkesbury, Inglaterra cuando Nick Smith se percató que un auto se desplazaba sobre el río Avon. Lo más sorprendente fue la tranquilidad de las personas que se encontraban dentro del vehículo, como si se se tratara de un paseo al mejor estilo de Venecia.