publicidad
Pelea por la custodia de sus hijos

La ex mujer de Michael Jackson, Debbie Rowe, quiere la custodia de sus hijos

La ex mujer de Michael Jackson, Debbie Rowe, quiere la custodia de sus hijos

Debbie Rowe peleará por la custodia de los tres hijos de Michael Jackson, alegando que Katherine Jackson es mayor para cuidarlos.

Pelea por la custodia de sus hijos
Pelea por la custodia de sus hijos

Debbie Rowe, casada con el cantante Michael Jackson durante algo menos de tres años y madre de Prince (17) y Paris (15), ha manifestado su deseo de hacerse cargo del otro hijo del artista, Blanket (12), nacido de un vientre de alquiler.

Según informa TMZ, Debbie cree que la abuela de los niños, Katherine Jackson, quien tiene su custodia legal, es "demasiado mayor" para hacerse cargo de ellos.

"Debbie está muy preocupada por el entorno que se vive en la casa de los Jackson. Le gusta Katherine pero cree que es demasiado mayor para encargarse de los chicos", aseguró una fuente.

Al parecer, la madre de Michael Jackson podría tener algunos problemas para involucrarse en la vida de los adolescentes.

"Katherine no conecta con los niños ni está envuelta en sus vidas", le habría dicho Debbie a un amigo.

publicidad

También estaría disgustada con uno de los hermanos de Michael, Jermaine, que aparecerá próximamente en el reality 'Celebrity Wife Swap', porque cree que es "extremadamente inapropiado" hacerlo.

Debbie pedirá al juez la custodia para que los niños puedan vivir en su rancho de Palmdale, en California, donde se dedica a la cría de caballos.

La ex mujer de Jackson perdió el contacto con sus hijos tras divorciarse del artista en 1999, pero ha ido acercándose de nuevo a ellos desde el año pasado, con el consentimiento de la familia Jackson.

publicidad
publicidad
El gobernador del estado manifestó que 173 millones de dólares se destinarían para estudios universitarios de alumnos cuyas familias ganan menos de 125,000 dólares al año. Habló también de inversiones en escuelas públicas, créditos para familias con niños y planes de reducción a impuestos de propiedad.
Según un comunicado de la organización, las muestras del líquido tomadas el 21 de diciembre del 2016 dieron positivas con niveles por encima de lo permitido del elemento químico.
La víctima fue impactada en la cabeza por un disparo el día de Año Nuevo. Según las autoridades, el hecho está vinculado con un tiroteo entre pandillas. El sospechoso también enfrenta cargos por posesión de armas.
Los hechos ocurrieron el 10 y 11 de enero en la calle 30. Los sospechosos habrían escapado en un vehículo Nissan Pathfinder.
publicidad