publicidad
¿Lista para no ventilar su vida privada?

Kim Kardashian quiere una boda privada, ¿lo logrará?

Kim Kardashian quiere una boda privada, ¿lo logrará?

Aunque su familia protagoniza uno de los programas más famosos de la televisión, Kim parece haberse replanteado su escala de prioridades.

¿Lista para no ventilar su vida privada?
¿Lista para no ventilar su vida privada?

Aunque su familia protagoniza uno de los realities más famosos de la televisión, Kim Kardashian parece haberse replanteado su escala de prioridades, por lo que quiere manejar su matrimonio con el rapero Kanye West de una forma muy diferente a como lo hizo con su anterior unión con el deportista Kris Humphries, comenzando por no vender la exclusiva de su enlace -que se celebrará este sábado en un escenario aún desconocido- a los medios.

Pese a que su segunda boda supuso un negocio muy lucrativo para Kim, al negociar un acuerdo de 1,5 millones de dólares con la revista People por las imágenes de la celebración y recibir 300 000 dólares por anunciar en exclusiva su compromiso, la estrella no se ha dejado tentar en esta nueva ocasión por las diferentes ofertas que ha recibido y que rondarían el millón de dólares. Si bien, queda por ver si su enlace con el rapero volverá a ser registrado por las cámaras de su programa familiar, 'Keeping Up With The Kardashians'.

publicidad

" Kim espera manejar todo el asunto de su boda con Kanye de una forma más privada. Existe un interés inmenso en torno a la boda y el vestido que llevará, y ella es sin duda la chica más famosa del mundo. Entiende el concepto de publicidad, pero vender de nuevo las fotografías de su gran día, después de lo que ocurrió con su última boda, no es la mejor manera de hacer las cosas, y lo sabe", aseguró una fuente a la columna 'Confidenti@l' del periódico New York Daily News.

Sin embargo, Kim podría llegar a replantearse su decisión a condición de conseguir un acuerdo lo suficientemente jugoso y que le reportase beneficios mayores de los que consiguió en la anterior ocasión.

"Si cualquier otra celebridad hubiese estado casada únicamente durante unos meses [72 días] como ella hizo con Kris, después de vender un especial de dos horas a un canal televisivo, nunca podría volver a conseguir una suma parecida. Pero Kim sigue haciéndose más y más grande. Si decide vender en exclusiva las fotos de su gran día, será por más dinero que la última vez", añadió.

Pero por el momento no parece posible que algo parecido vaya a suceder porque, tras protagonizar la portada del número de abril de la edición estadounidense de Vogue junto a su prometido Kanye, Kim solo confiaría en la prestigiosa revista para publicar las imágenes de su unión con el rapero, considerando cualquier otra opción de "mal gusto".

publicidad

"Vogue jamás pagaría por las fotos. Esa revista es la biblia de la moda, y una vez que Kim aterrizó en la portada, quiere olvidarse de todas las demás portadas que ha protagonizado. La ironía es que son todas las publicaciones semanales en las que ha aparecido las que la lanzaron a la fama. Y ahora no puede hacer negocios con ellos, porque sería considerado de 'mal gusto'", concluyó una fuente de la publicación mencionada anteriormente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad