publicidad
A favor de las cirugías plásticas

Kim Kardashian no descarta recurrir a las cirugías plásticas

Kim Kardashian no descarta recurrir a las cirugías plásticas

La socilaité aseguró que en un futuro podría realizarse algunos 'arreglitos' para seguir luciendo bella.

A favor de las cirugías plásticas
A favor de las cirugías plásticas

Se ha rumorado que la escultural figura y hermoso rostro de Kim Kardashian podrían haber sido esculpidos por medio de cirugías pláticas, aunque la socialité ha negado en más de una ocasión que haya pasado por el bisturí.

¿Crees que la belleza de Kim es natural? Opina en los Foros.

Sin embargo declaró para la revista Now que no dudaría en recurrir al cirujano para hacerse algunos 'arreglitos', pero dentro de algunos años.

"Aún no me he operado. La gente dice que me he retocado la nariz y el trasero, pero no es cierto. No estoy en contra de la cirugía. De hecho, mi madre se operó el cuello y creo que se lo dejaron muy bien, tal como ella quería. Así que cuando me haga mayor, conociéndome, me retocaré algo en algún ataque de locura", explicó para la publicación.

publicidad

Hay que recordar que en una ocasión la estrella de televisión probó el botox para disminuir las famosas 'patas de gallo', sin embargo, su experiencia no fue agradable: "No me gustó ponerme botox en la comisura de los ojos y creo que realmente no lo necesitaba, pero sí que me lo haría en la frente. No estoy en absoluto en contra de las operaciones estéticas, es simplemente que fue un error hacérmelo alrededor de los ojos en aquel momento", expresó.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
El gobierno del presidente Trump celebra, como una victoria, la decisión. La prohibición no incluye a viajeros que tienen una relación significativa con  personas o entidades en Estados Unidos.
Las lluvias seguirán en la región, por lo que se recomienda mantenerse alerta si estará al aire libre.
Al ser encontrada en un semáforo de Oakland Park con el auto aún encendido, Jennifer Hernández reconoció que había ingerido en exceso medicamentos recetados. Tras el arresto, se le impuso una fianza de 25,000 dólares y se le prohibió cualquier contacto con la pequeña de apenas 2 años de edad.
Las niñas fueron a confesarse con el sacerdote y, al salir, aseguraron que el cura las había tocado inapropiadamente. Los padres acudieron a la iglesia y acusaron al sacerdote de estar ebrio.