publicidad
No más ropa cara ni maquillaje

Katie Holmes quiere que Suri lleve una vida normal, no más ropa carísima ni maquillaje

Katie Holmes quiere que Suri lleve una vida normal, no más ropa carísima ni maquillaje

Katie Holmes está decidida a que Suri lleve una vida lo más normal posible, por lo que deberá usar ropa común y cero maquillaje.

No más ropa cara ni maquillaje
No más ropa cara ni maquillaje

La hija de Tom Cruise y Katie Holmes es famosa por su variada y costosa ropa, valorada en 3 millones de dólares. Sin embargo ahora la actriz quiere que la pequeña comience a vestir de forma más conservadora.

¿Cree que Katie hizo bien en dejar a Tom? Opine en los Foros.

La actriz quiere que su hija viva una vida lo más normal posible por lo que ya no aceptará ropa gratis de las prestigiosas firmas interesadas en que la niña de seis años luzca sus modelos.

"Katie ha estado devolviendo regalos y préstamos de diseñadores para Suri desde que llegaron a Nueva York, la que es su casa ahora, lejos de Tom. Y ya ha dado instrucciones de que quiten a Suri de las listas de 'regalos'", contó una fuente.

Personas cercanas a la pareja aseguran que era Tom el que dejaba a Suri vestir ropa cara porque le dejaba hacer todo lo que ella quería hacer: "Todo ese maquillaje y esa vestimenta inapropiada (tacones, pintalabios y pendientes) se debía a Tom, y ahora la palabra clave con Katie es 'normalidad'. A Tom le encantaba mimar a Suri y darle caprichos pero Katie tiene otras ideas", añadió.

publicidad


publicidad
publicidad
Los efectos causados por el fenómeno 'El Niño Costero' ha destrozado la economía de más de un millón de peruanos.
El fiscal general Jeff Sessions anunció que el gobierno comenzará a castigar a quienes mantengan esta política al considerar que violan las leyes federales.
El estudio no mostró ningún beneficio cognitivo a largo plazo. Según los investigadores, los niños amamantados durante seis meses tuvieron tasas más bajas de hiperactividad y mejoraron las habilidades de resolución de problemas a los tres años, pero las diferencias fueron mínimas al cumplir cinco años.
La mujer habría humillado al empleado, pero al día siguiente regreso y le dejó una carta en la que se disculpaba y mostraba el arrepentimiento que sentía por su actitud. Junto a la carta le dejó 50 dólares como compensación. El trabajador se mostró satisfecho.
publicidad