publicidad
De vacaciones

Kate Middleton y el príncipe William pasan unas exóticas vacaciones en Islas Granadinas

Kate Middleton y el príncipe William pasan unas exóticas vacaciones en Islas Granadinas

Al parecer la duquesa de Cambridge necesita estar relajarse por su embarazo y para lograrlo viajó con su esposo a una villa de estilo balinés en Mustique.

De vacaciones
De vacaciones

Las primeras semanas de embarazo de Kate Middleton no fueron nada sencillas, estuvo internada en el hospital King Edward VII debido a náuseas y mareos comunes de su estado.

Felicita a la pareja por su embarazo, hazlo en los Foros.

Afortunadamente la duquesa de Cambridge ha superado esa etapa y ahora se dedica a disfrutar de su gestación junto a su esposo.

El matrimonio real se encuentra de vacaciones en Mustique, Islas Granadinas, en un lujosísimo conjunto de villas. Los príncipes se hospedan en una villa de dos pisos, con cinco dormitorios, cada uno cuenta con un enorme vestidor, terraza privada y está diseñada para alojar a 10 personas.

En el exclusivo resort pueden disfrutar de un jardín tropical, solárium, mirador, cabaña y enorme piscina, además de una vista inigualable del Océano Atlántico, el mar Caribe y las Islas Granadinas.

publicidad

Estas vacaciones de ensueño no pueden ser baratas, para nada, la estancia en este hermoso lugar cuesta ¡25 mil dólares por semana!

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
El boxeador asegura que a él y a su hija los quieren secuestrar y que las autoridades no le han hecho caso. Dijo que la muerte de su hermano no quedará impune y que se hará justicia, aunque él tenga que buscar a los asesinos.
Salvador Adame desapareció el pasado 18 de mayo en el poblado de Nueva Italia, Michoacán. Según el procurador José Martín Godoy, los restos calcinados del periodista fueron abandonados en un barranco. La familia del comunicador pide nuevas pruebas de ADN para verificar que dichos restos pertenecen a su ser querido.
Las imágenes del dramático rescate muestran a los pequeños, llorando y llenos de polvo, mientras unos buenos samaritanos los sacan de entre los escombros.
El auto acabó estrellándose contra un árbol. Al parecer, minutos antes del accidente, el mismo conductor había estado involucrado en una balacera.