publicidad

Kanye West despide a un guardaespaldas que intentó hablar con Kim Kardashian

Kanye West despide a un guardaespaldas que intentó hablar con Kim Kardashian

El rapero ha decidido prescindir de los servicios de Steve Stanulis al haber pensado que estaba intentado coquetear con su mujer.

Met Gala 2016

Kanye West no le hizo ninguna gracia encontrar a uno de sus guardaespaldas, Steve Stanulis, hablando con Kim Kardashian en la puerta de la habitación que ocupaban en el Waldorf Astoria el pasado lunes, justo antes de la gala del Met. Por tal razón, decidió despedirlo fulminantemente.

"Algo pasó en el Waldorf Astoria, porque Kanye perdió los papeles", contó un testigo al New York Daily News.

Kanye habría perdido los nervios con Stanulis -quien anteriormente había trabajado para Leonardo DiCaprio o Alanis Morissette- después de que al salir de su habitación en el piso 36 se lo encontrara entregando a Kim un paquete que había llegado a recepción.

Según otro testigo de la escena, el rapero dijo: "¡Esto no está bien!".

Kim Kardashian presume sus curvas en traje de baño

El guardaespaldas, que fue miembro de la Policía de Nueva York, fue despedido pocas horas después y desde entonces ha querido dejar claro que no estaba flirteando con la mujer de Kanye.

"Soy un hombre felizmente casado con tres hijos y no tengo nada que comentar", respondió Stanulis a la publicación.

Pero no es la primera vez que Kanye, que se casó con Kim en 2014 y con la que tiene dos hijos, tiene un enfrentamiento con Stanulis. El pasado febrero ambos tuvieron un desencuentro cuando el músico encontró al guardaespaldas tonteando con la estrella de 'Keeping Up With the Kardashians' durante la New York Fashion Week.

publicidad
publicidad
publicidad
Como parte de las actividades de Fiesta San Antonio, ya todo está listo para el gran desfile en el centro de la ciudad.
El hijo secreto del fallecido cantante quiere vivir en la tierra que vio nacer a su padre y un experto presagió el futuro de ‘El Sol’.
Comunidad
Música, color, comida y mucha diversión viven los asistentes a Fiesta San Antonio en la catedral de San Fernando.
La modelo, junto con otras famosas, promocionaron un festival que aspiraba a convertirse en el mejor evento musical del mundo y terminó siendo una pesadilla.