publicidad
En problemas con la ley

Justin Bieber podría declarar ante la policía por ir a gran velocidad en Dubái

Justin Bieber podría declarar ante la policía por ir a gran velocidad en Dubái

El joven cantante no aprende la lección, nuevamente fue captado corriendo su Lamborghini con exceso de velocidad por las calles de Dubái.

En problemas con la ley
En problemas con la ley

La velocidad a la que viajaba el ídolo adolescente en un Lamborghini cuando se dirigía al concierto que dio en el estadio The Sevens el pasado domingo, hizo saltar los flashes de seis cámaras situadas en una céntrica calle de Dubái.

"Conducía por la calle jeque Zayed, donde hay al menos seis cámaras. Todas lanzaron un flash cuando él pasó por delante. Se acercó también mucho a un autobús. Un chico de 19 años en un Lamborghini blanco es algo que llama la atención", contó Nikki Jameson al periódico The Sun.

No parece que el amor recuperado de Selena Gomez haya calmado en algo al adolescente de 19 años, quien sigue acumulando faltas en cada uno de sus movimientos.

De lo que no fue responsable fue del 'ataque' por parte de un admirador durante su concierto en aquella ciudad. El hombre subió al escenario y quiso abrazar al canadiense mientras estaba sentado al piano interpretando 'Believe'. Sin embargo, el equipo de seguridad del artista estuvo rápido y pudo contener con facilidad al efusivo intruso, no sin antes hacer volcar el piano de cola en el que Bieber tocaba.

publicidad

Tras el susto, el cantante se tomó tres minutos de descanso y volvió recuperado al escenario, donde posteriormente puso voz a dos de sus mayores éxitos: 'Boyfriend' y 'Baby'.

publicidad
publicidad
publicidad
El Departamento de Policía de la ciudad habló este martes sobre este fenómeno luego de que se diera a conocer un video que muestra a múltiples conductores realizando maniobras peligrosas conocidas como ‘donas’.
“No se alejen porque aunque tengamos nuestro problemita no significa que les haremos daño, sean nuestros amigos”, aseguró el pequeño.
Robert Paulino asegura que su novia está en riesgo de deportación, y él está dispuesto a casarse o hacer cualquier otro trámite para que no lo separen de ella. Una abogada asesora a la pareja para continuar con sus planes de vida en EEUU.
Carolina Marte Sosa, mamá del pequeño de seis años de edad, dijo que siempre le ha dicho a su hijo que nada es imposible. “Puedo hacer muchas cosas, soy independiente. Cuando me gusta hacer algo, no le pido ayuda a nadie”, dijo Derek.