publicidad
Envuelto en escándalo

Justin Bieber está triste ante la muerte del paparazzi que intentó retratarlo

Justin Bieber está triste ante la muerte del paparazzi que intentó retratarlo

Un fotógrafo fue atropellado este martes después de haber estado tomando fotos al Ferrari de la estrella del pop en una calle de Los Ángeles.

Envuelto en escándalo
Envuelto en escándalo

Tras el trágico deceso de un paparazzi al intentar captar a Justin Bieber conduciendo su Ferrari en Los Ángeles, el cantante ha expresado su tristeza y preocupación ante el desafortunado suceso.

"Esperemos que esta tragedia inspire finalmente a los legisladores para que creen las medidas necesarias para proteger la vida e integridad de las celebrities, policías, transeúntes y los propios fotógrafos", señaló por medio de un comunicado de prensa.

El cantante también hizo públicos sus sentimientos de solidaridad hacia la familia de Chris Guerra, de tan sólo 29 años.

La policía confirmó que el fotógrafo fue golpeado por un coche al cruzar Sepulveda Boulevard tras haber estado fotografiando el automívil deportivo del cantante, que estaba aparcado en una zona cercana a 'Getty Center Drive'.

publicidad

El joven artista no estaba en el vehículo en ese momento, sino que había prestado el coche a dos amigos, según informa TMZ.

La policía no prevé presentar cargos contra el conductor que atropelló al fotógrafo. No es la primera vez que Bieber se ve envuelto en incidentes relacionados con fotógrafos; el más reciente de ellos fue el pasado mes de agosto, cuando dos paparazzi que perseguían al artista canadiense perdieron el control de sus vehículos y chocaron entre ellos.

Miley Cyrus ha reaccionado ante dicho accidente por medio de las redes sociales: "Espero que este accidente paparazzi  traiga algunos cambios en 2013. ¡Paparazzis son peligrosos! ¿No era suficiente Lady Di para una llamada de atención?", publicó en Twitter.

publicidad
publicidad
Hairo Cortés, director de Jóvenes Inmigrantes Unidos, aseguró que según el documento el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) enviaba a esta prisión a los inmigrantes detenidos y la ciudad los encarcelaba a cambio de dinero. Según un comunicado en la página de la ciudad, el compromiso era terminar ya el convenio con ICE.
Al menos 10 investigadores se desplazaron a la zona del siniestro, donde una fábrica de paletas y un taller mecánico y quedaron calcinados el pasado viernes.
Organizaciones, líderes políticos y manifestantes que apoyan a esta comunidad se reunieron en un parque de Queens para expresar su desacuerdo con las medidas del presidente. Carlos Girón, estratega republicano, dijo que paso a paso se deben establecer preceptos como la seguridad en la frontera y la expulsión de indocumentados criminales.
Según las autoridades, dispararon nueve veces contra el edificio, y una de esas balas estuvo cerca de matar a un oficial que estaba de guardia. La policía está buscando a dos sospechosos que aún no han sido identificados.
publicidad