publicidad

Julián Gil, un enamorado de las rodillas

Julián Gil, un enamorado de las rodillas

El actor y modelo aseguró que a él le encanta besar las rodillas de sus enamoradas, aunque lo primero que ve en una mujer son sus ojos.

Las fanáticas de Julián Gil deben poner mucha atención y cuidar bien sus rodillas, si leyeron bien, sus rodillas, pues para el actor y modelo cubano las rodillas son casi casi un fetiche en la intimidad, según declaró a Tómbola.

“Me encantan las rodillas, las caderas-las rodillas. Tengo como una obsesión por las rodillas de las mujeres, aunque primero miro a los ojos y después las rodillas me gusta dar besos en las rodillas”.

El actor, quien se ha caracterizado por su tono picante en las declaraciones, dijo que a la hora del romance las cosas cambián, pues es todo un caballero romántico. 

Gil indicó que en cosas del corazón, la verdad es que el prefiere ver los ojos, pues son la ventana del alma “Lo primero que le veo son los ojos, Si hay un contacto  visual y una química y algo ahí radiante que me impacte me gana, ya después  empiezo a hacer una radiografía total me encantan las piernas de la mujer”.

Y aunque parezca increíble dijo que no le interesa el tamaño de las bubíes de una chica, pues aseguró que lo que debe tener grande es el corazón y “ser un gran ser humano”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad