publicidad

Jennifer Lopez y Marc Anthony: juntos, pero no revueltos

Jennifer Lopez y Marc Anthony: juntos, pero no revueltos

J.Lo se ganó un nuevo mote: la reina de las fiestas. Por cierto, compartió backstage con Marc, pero en la fiesta estuvo el bailarín.

Cuando los televidentes vieron a Jennifer Lopez perreando con Pitbull en la entrega de los American Music Awards, más de uno comenzó a maquiavelar: seguro que no falta mucho para que J.Lo se reconcilie con Marc Anthony, quien también estuvo en escena.

Y es que hace un par de semanas Jennifer y Marc se encontraron en Puerto Rico, aparentemente para reunir a sus niños Max y Emme con su papito Marc. La especulación de una reconciliación parece estar cada vez más lejana, con la aparición a escena de Casper Smart, el bailarín que parece trae rebotando de contenta a la J.Lo.

Para muestra quedó la gran fiesta que dio Jennifer Lopez después de los AMA´s, en un exclusivo club y a la que acudieron las luminarias que asistieron a la entrega de premios.

Ahí, según reportó el sitio E!, J.Lo corrió a una zona exclusiva directo a los brazos de su nuevo amado Casper Smart, sí el bailarín.

Y para qué decir mentiras, según los reportes de quienes asistieron al fiestón, el musculoso Smart y J.Lo no pararon de bailar con canciones de esas viejitas pero pegadoras de Michael Jackson, New Edition y hasta de Crystal Waters. 

El show de farándula, Tómbola (TeleFutura), reportó que saben de muy buena fuente que Jennifer ya llevó a los pequeños Max y Emme para que comiencen a convivir con Casper Smart, ¿será que J.Lo ya está buscando una figura paterna para sus mellizos? El tiempo lo dirá.

publicidad

Lo único cierto es que ahora sí parece que la figura de Marc Anthony se va desdibujando de la memoria de la latina más famosa de Hollywood. Bueno, al final no sería difícil pues no hay mucho qué borrar.  

publicidad
publicidad
Cientos de personas viajaron hasta la Patagonia argentina para contemplar el eclipse, que duró unas dos horas y media.
Pérez, el primer hispano que lidera a los demócratas, tiene por delante una de las misiones más difíciles en la política estadounidense: unir a los demócratas y oponerse a Donald Trump de manera efectiva.
Después de que el presidente Trump interrumpiera y mandara a sentar a un reportero judío que durante una rueda de prensa lo cuestionó sobre las más de 40 denuncias de amenazas contra centros judíos, el presidente abordó el tema cinco días después para condenar los actos antisemitas y catalogarlos como horribles y dolorosos. Gabriel Groisman, alcalde de Bal Harbour, y Leah Soibel, fundadora y directora Fuente Latina, se refirieron al tema.
Hablamos con expertos sobre el balance de los primeros 30 días de Donald Trump en la Casa Blanca, varios de sus nominados han renunciado y aún se mantiene la guerra legal en corte por la Orden Ejecutiva sobre los siete países de mayoría musulmana que le prohibieron implementar, sus simpatizantes están de acuerdo con esas decisiones mientras sus detractores las condenan completamente.
publicidad