publicidad
Premios Juventud Vota ya, ¡los ganadores dependen de ti!

Hija de Roberto Gómez Bolaños desmintió que esté hospitalizado

Hija de Roberto Gómez Bolaños desmintió que esté hospitalizado

Marcela Gómez, hija de Roberto Gómez Bolaños, negó que su papá esté hospitalizado por infarto cerebral.

La asistente de Roberto Gómez Fernández, hijo de Roberto Gómez Bolaños, había señalado a RPP de Perú que "Chespirito" había sufrido un evento vascular cerebral. De inmediato la noticia corrió en los medios peruanos, asegurando que el comediante se encontraba hospitalizado por un infarto cerebral.

Sin embargo la noticia fue desmentida por Marcela Gómez, hija del actor. En charla con Univision.com, Marcela aseguró que Roberto Gómez Bolaños se encuentra en su casa.

Al actor le había sido practicada una cirugía de próstata en noviembre del año pasado, pero esa fue la única razón por la que "Chespirito" fue hospitalizado. La recuperación le habría provocado debilidad en las piernas.

En información de los diarios peruanos, se decía que debido al evento vascular cerebral, Roberto Gómez Bolaños presentaba debilidad al caminar, pero que no había perdido la movilidad de las piernas.

"Agradezco tu llamada, me llegó información de que habían publicado algo en Perú, pero esto es falso. Él está bien en su casa", dijo Marcela Gómez.

publicidad
publicidad
publicidad
Líderes de oposición y estudiantes han encabezado por casi dos meses las protestas ininterrumpidas contra el Gobierno de Nicolás Maduro en donde alrededor de 55 personas han muerto y se han registrado centenares de heridos y arrestados.
Un padre le está suplicando a su hijo que se entregue a las autoridades luego de que fuera acusado de asesinar a su esposa el pasado viernes en la noche en el área de Sunset Park. Por su parte, la familia de la víctima se lamenta la pérdida de su ser querido.
La construcción que cumplió 35 años y que está ubicada en Washington D. C. tiene los nombre de unos 58,000 soldados muertos en esta guerra.
Actualmente en Texas es solo un delito menor clase A punible con un año de prisión y una multa de 4,000 dólares. A falta de la firma del gobernador, la ley 524 del senado cambiaría las penas para los condenados por esta acusación elevando el castigo a un delito de cárcel estatal.