publicidad

Galilea Montijo no es perfecta, ¡tiene celulitis!

Galilea Montijo no es perfecta, ¡tiene celulitis!

La presentadora mexicana confesó a la prensa que no es una mujer perfecta, al contrario, tiene una que otra imperfección.

El hecho de salir a cuadro y tener unas curvas de infarto no significa que las famosas sean perfectas, al menos eso es lo que Galilea Montijo confesó a la prensa mexicana.

"¡Yo sí tengo celulitis y a mucha honra, porque me han costado mis tortas!, de hecho todas las mujeres tenemos celulitis a menos que te la vivas en el gimnasio y vivas para hacer ejercicio", dijo la presentadora mexicana.

Galilea, quien se encuentra promocionando la clínica que la regresó a su peso después de haberse convertido en madre, confesó que los caballeros también tienen celulitis: "Ellos también tienen, en el caso de las mujeres salen por cuestiones hormonales, pero de que tienen, ¡tiene!".

Después de haber perdido más de 20 libras, la presentadora se siente feliz con su cuerpo e invitó a  todas las mujeres a comer sano y no alterar su cuerpo con pastillas para adelgazar.

"Lo que yo hice fue comer sano, lo demás llega solito. Les aconsejo que antes de meterse algo extraño a su cuerpo investiguen, no caigan en manos de charlatanes", dijo.

Señoras, Galilea Montijo a hablado, ¡dejen de preocuparse por la celulitis y mejor coman sano!

publicidad
publicidad
Mientras los republicanos en el congreso se preparan para desmantelar el Obamacare, en Montebello los directivos del hospital Beverly se reunieron con la congresista Linda Sánchez para discutir cómo afectará a los habitantes del sur de California la posible desaparición de la ley federal de salud.
Cada año miles de personas son separadas de sus padres mientras estos pagan condenas en prisión, sin embargo, existen medios para recuperar el tiempo perdido y que ayudan a reencontrase con la familia.
Ocurrió en un restaurante del norte de California donde se recibió un mensaje que tiene a muchos indignados. Para estos trabajadores llegar a sus lugares de trabajo se convirtió en una pesadilla.
Árboles arrancados, viviendas inundadas y muebles dañados por las intensas lluvias que atravesaron el sur de California, hacen parte del saldo de pérdidas que se deben reportar para obtener aportes que ayuden a solventar las pérdidas.
publicidad