publicidad
Joan Rivers perdió la batalla el 4 de septiembre de 2014, después de haber sufrido un paro respiratorio dos semanas antes.

Funeral de Joan Rivers podría ser todo un espectáculo

Funeral de Joan Rivers podría ser todo un espectáculo

La comediante tenía planeado cómo quería su funeral, y entre sus peticiones se encontraba un espectáculo con luces, cámaras, catering y fotógrafos.

La divertida y extrovertida personalidad de Joan Rivers, quien falleció ayer jueves a los 81 años, llegaba hasta el punto de que la propia presentadora planeó exhaustivamente su funeral para que su única hija, Melissa (46), cumpliera todos sus deseos. En un extracto de su libro 'I Hate Everyone... Starting with Me', Joan llevó a cabo el diseño del pomposo acto en el que quería que se convirtieran sus exequias, incluyendo la presencia de una inconsolable Meryl Streep y una auténtica lucha de medios de comunicación.

"Cuando muera (y, sí, Melissa, ese día llegará. Y, sí, Melissa, está todo a tu nombre), quiero que mi funeral sea un gigantesco espectáculo con luces, cámaras, acción... Quiero un catering, quiero fotógrafos y ¡quiero medios peleándose y montando un número! Quiero que sea lo más 'Hollywood' posible. No quiero ningún rabino divagando. Quiero a Meryl Streep llorando, en cinco acentos diferentes. No quiero un panegírico. Quiero que Bobby Vinton levante mi cabeza y cante 'Mr. Lonely'", describía.

Los últimos momentos de Joan Rivers
Adiós a Joan Rivers, la reina de la comedia

La presentadora, cuya pasión por estar radiante y lucir sus mejores galas siempre fue más que evidente, deseaba asistir a su funeral con una apariencia aún mejor que la que tenía en vida y ser enterrada  enfundada en un traje firmado por Valentino.

"Quiero estar impresionante, mejor que en vida. Quiero que me entierren con un vestido de noche de Valentino y quiero que Harry Winston haga un epitafio. Y quiero que haya un ventilador para que mi pelo se mueva dentro del ataúd como el de Beyoncé", apuntaba.

Aunque aún no se conoce si cumplirá todos los requisitos de la presentadora, lo cierto es que Melissa Rivers tuvo la oportunidad de estar junto a su afamada madre hasta el último momento.

"Es una gran tristeza anunciar la muerte de mi madre, Joan Rivers. Falleció en paz a la 1 y 17 de la noche, rodeada de su familia y sus amigos más cercanos. Mi hijo Cooper (14) y yo agradecemos a los doctores, enfermeras y al personal del hospital Mount Sinai el magnífico cuidado que le han dado a mi madre en todo momento", declaraba Melissa en un comunicado a los medios.

publicidad

A pesar de que se encontraba en estado de coma inducido desde la semana pasada, la muerte de Joan Rivers conmocionaba al mundo de la televisión, como a Kelly Osbourne -compañera de la presentadora en el programa 'Fashion Police'- quien no tardó en rendir un sentido homenaje a su memoria en las redes sociales.

"Estoy totalmente desolada por la pérdida de mi querida Joan. No solamente era mi jefa, también fue y será para siempre mi profesora, terapeuta, amiga íntima, inspiración y la única abuela que he conocido", publicaba la cantante en su cuenta de Facebook.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad