publicidad

Fernanda Romero se declaró inocente de los cargos federales por matrimonio ficticio

Fernanda Romero se declaró inocente de los cargos federales por matrimonio ficticio

La actriz mexicana se declaró "no culpable" de los cargos federales por matrimonio ficticio con Kent Ross.

Enfrenta una sentencia severa

LOS ANGELES- La actriz mexicana Fernanda Romero, de 28 años, acusada de matrimonio fraudulento para obtener una visa de residente, se declaró hoy inocente ante un juez de un tribunal federal de Los Ángeles.

La actriz se declaró "no culpable" de los cargos federales por matrimonio ficticio con Kent Ross, un repartidor de pizzas, a quien, según la acusación, Romero le pagó para casarse.Ross y Romero (detenidos el 16 de abril y actualmente en libertad bajo fianza) se casaron en junio del 2005 pero, de acuerdo con la fiscalía, nunca vivieron juntos como pareja, lo que constituye un delito federal al utilizar el matrimonio para obtener un permiso legal de residencia en el país.

Cerca de un mes después del matrimonio -según la investigación- la actriz comenzó a salir con el fotógrafo de modas Markus Klinko con quien se mudó a vivir posteriormente.

La relación con Klinko terminó varios meses después y -aparentemente resentido- el fotógrafo presentó ante el Servicio de Inmigración pruebas de que el matrimonio de Romero con Ross -también de 28 años- era ficticio y que la pareja nunca vivió junta.

Fernanda Romero -nacida en Ciudad de México- participó en la película The Eye, protagonizada por Jessica Alba y en Drag Me To Hell, entre otras varias cintas estadounidenses, y en la telenovela Eternamente Tuya, de TV Azteca, al lado de Marimar Vega.

publicidad

Romero también fue la presentadora del reality show de Univisión, Control

En caso de ser declarados culpables, los acusados pueden recibir una sentencia de hasta cinco años en prisión.

Puedes seguirnos en Twitter , Facebook y Mi Página .

¿Qué opinas?

publicidad
publicidad
La azafata boliviana es una de las seis sobrevivientes de la tragedia de Chapecoense. Con lágrimas en sus ojos recuerda el difícil momento por el que pasó, y dice que Dios debe tener un propósito con ella al salvarla de ese terrible suceso.
La azafata fue la única mujer sobreviviente del terrible accidente del avión en el que viajaba el equipo Chapecoense y que cobró la vida de 71 personas.
Escuchar de manera activa y sin interrumpir, para entender lo que nos quieren decir. Mantener el contacto a los ojos permite un mejor entendimiento y da la señal de que estamos poniendo total atención.
En un minuto también te informamos que la administración de Donald Trump amplió la lista de personas que son prioridad de deportación y que San Francisco figura entre las cinco ciudades donde hay más congestión de tránsito en Estados Unidos.
publicidad