publicidad
No es bueno en la cama

¡Enrique Iglesias confesó que ha fallado en la cama!

¡Enrique Iglesias confesó que ha fallado en la cama!

El guapo cantante reveló que después de tomar unas copas le es muy difícil mantener relaciones sexuales, ¡qué pena!

No es bueno en la cama
No es bueno en la cama

Así como lo ven de guapote, musculoso y seductor, Enrique Iglesias confesó que en algunas ocasiones su virilidad lo ha puesto en aprietos.

El cantante reveló en una entrevista con la revista  Now  que después de haber bebido unas copas por más esfuerzo que haga no puede mantener relaciones sexuales, ¡qué vergüenza!

"El sexo puede ser divertido, inmaduro o más romántico. Yo prefiero el salvaje, pero depende de cómo de borracho esté. El problema es que, si he bebido demasiado, no va a pasar nada en absoluto porque no se levantará", ¿qué tal?

No es la primera vez que Enrique habla de su mal desempeño sexual, en una entrevista anterior el artista dijo que su mejor atributo no se encuentra de la cintura para abajo, es más, explicó que lo peor que le podría pasar sería que lo captaran sin calzoncillos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Según Noemí Ramírez, experta en temas de inmigración, en esos casos la persona sí podría volver al país a tratar de reversar la condena criminal por la cual se le acusa justificando que no tuvo la colaboración adecuada de un abogado.
Los residentes llevaban más de dos meses en condiciones precarias de salubridad debido a que las autoridades pertinentes no se hacían cargo de la basura. Inclusive, tenían que lidiar con un mal olor y la abundancia de insectos y roedores.
Unas personas dieron aviso del hallazgo del cuerpo a las autoridades este martes en horas de la tarde. El sargento del Alguacil del condado de Los Ángeles Bill Cotter aseguró que la víctima al parecer presentaba un orificio de bala en el pecho. Los detectives están tratando de determinar cómo sucedieron los hechos.
Amancio Rodríguez llegó al país a los 14 años de edad y dice que todos los días se esforzó por trabajar y aprender algo nuevo en el negocio de la construcción. Después de 39 años, Rodríguez asegura que ha cumplido el sueño americano y quiere ser ejemplo de motivación para muchos que buscan lo mismo.