publicidad
Deja hospital psiquiátrico

El estado mental de Amanda Bynes le impide presentarse a juicio

El estado mental de Amanda Bynes le impide presentarse a juicio

La comediante tocó fondo. Se encuentra recluida en un hospital mental y su abogado la encuentra como 'incapaz' de presentarse ante el juez.

Deja hospital psiquiátrico
Deja hospital psiquiátrico

Amanda Bynes  tenía que presentarse el día de hoy ante el juez para afrontar su juicio por manejar en estado de ebriedad y bajo efectos de sustancias tóxicas, en abril del año pasado. Sin embargo, su representante legal, Rich Hutton, llegó solo ante el jurado alegando que la actriz no tenía la capacidad mental para hacerlo.

El juez, que resultó ser muy comprensivo, entendió el punto del abogado y pidió que el caso de la artista se transfiriera a la corte especializada en casos de salud mental.

Hasta ahora Bynes se encuentra bajo observación psiquiátrica y no tiene fecha para salir del manicomio. La familia de Amanda es la más afectada con su tratamiento, ya que gastan aproximadamente 3.500 dólares diarios.

publicidad


publicidad
publicidad
publicidad
Amanece con lluvia en gran parte de Nueva York, pero a partir del mediodía las condiciones del tiempo mejorarán con la salida del sol y el aumento de la temperatura. La máxima para hoy será de 70 grados, con sensación de 74.
Las autoridades revelaron imágenes de los sospechosos del ataque con una cuchilla el pasado 28 de abril, para que la comunidad se pueda comunicar en caso de tener alguna información. El joven atacado fue trasladado a un hospital con heridas en la cabeza, espalda y el brazo derecho. Además, fue despojado de sus pertenencias.
Bajo extremas medidas de seguridad, el presidente estadounidense llegó al palacio apostólico acompañado de su esposa Melania, su hija Ivanka y su yerno Jared Kushner.
Richard Rojas enfrenta cargos por asesinado e intento de asesinato, por haber atropellado a más de 20 peatones el pasado 18 de mayo, dejando a una joven muerta y varios heridos en condición grave. El acusado confesó que manejaba bajo efectos de la marihuana sintética y que esperaba que la policía lo matara.