publicidad
Muy sonriente

David Beckham demostró con una foto que su esposa, Victoria, sí sonríe

David Beckham demostró con una foto que su esposa, Victoria, sí sonríe

La ex Spice Girl fue captada por su atractivo esposo con una sonrisa de oreja a oreja y él no dudó en publicarla en las redes sociales.

Muy sonriente
Muy sonriente

Victoria Beckham ha sido catalogada como una estrella muy mal encarada, hasta una encuesta realizada en el Reino Unido la calificó como la estrella más aburrida, ¿qué tal?

Para revertir esta mala fama que se ha hecho la diseñadora, David Beckahm tomó cartas en el asunto y publicó una foto de su encantadora esposa con una sonrisa de oreja a oreja.

El ex futbolista captó a 'Posh' muy juguetona y la fotografía consiguió 340.000 ‘me gusta' en Facebook en menos de 12 horas.

La felicidad de Victoria pudo haber sido provocada por el encuentro que tuvo con su esposo en China, donde David permanece cumpliendo varios compromisos como embrujador de la Super Liga China.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad
Alrededor de 25 alumnos de la Universidad Estatal de California, Fullerton, están desarrollando artefactos para mejorar la vida de las personas más vulnerables de la sociedad. Inventos como sillas de ruedas avanzadas, artefactos para navegar en internet con solo dirigir la mirada a la pantalla y otros proyectos, están revolucionando las ayudas para los individuos con discapacidades.
En medio del inclemente calor, expertos recomiendan hacer un mantenimiento preventivo, cambiar los filtros con frecuencia de las unidades de aire acondicionado y no apagarlos cuando sales de casa.
La doctora Myriam Balbela explica que este pensamiento tomó fuerza con el patriarcado porque el hombre empezó a ver la necesidad de sentir un tipo de mandato sobre su pareja. Por otro lado, asegura que este tipo de pensamientos deben acabarse con un cambio social donde los hombres trabajen en su autoestima.
Familiares y algunos miembros de la sociedad aún critican y presionan a las mujeres que llegan a cierta edad sin casarse. Los apodos y dichos que le pueden parecer graciosos a algunos, se pueden convertir en un estilo de persecución para los que lo viven en carne propia.