publicidad
Enfrentan problemas legales

Colate tiene en sus manos la situación legal de Paulina Rubio

Colate tiene en sus manos la situación legal de Paulina Rubio

La diva enfrenta un complicado divorcio y a esto se le suma una demanda por incumplimiento de contrato, en la que su ex pareja juega un papel importante.

Enfrentan problemas legales
Enfrentan problemas legales

La artista tiene que lidiar con varios asuntos legales, su eterno juicio de divorcio de su ex marido, Nicolás Vallejo-Nágera y ahora el comienzo de un juicio paralelo que podría volver a enfrentar a la ex pareja ante la justicia.

¿Crees que Colate ayude a Pau? Opina en los Foros.

Paulina debe responder a una demanda por incumplimiento de contrato que le llegó después de que la cantante cancelara repentinamente un concierto que debía dar en Colombia en 2010, y los demandantes quieren que Colate ofrezca su versión de lo sucedido al ser por entonces uno de los miembros más cercanos del círculo personal de la mexicana.

La jueza del caso, que tiene lugar en Miami, no parece poner en duda la imparcialidad del empresario español a la hora de prestar declaración sobre su ex mujer, con quien mantiene una agria relación personal por las condiciones de su separación.

publicidad

La intervención de Colate sería decisiva para la decisión final de la corte, que podría condenar a la chica dorada a pagar una indemnización cercana a los 800.000 dólares que le reclaman los organizadores del espectáculo, que debía haberse celebrado en un momento en el que la cantante se encontraba embarazada de su primer hijo, Andrea Nicolás.

Es precisamente este avanzado estado de gestación el argumento que da la defensa de Paulina para evitar un nuevo revés judicial en el historial de la cantante. De hecho, el abogado de la artista, Omar Ortega, defiende que su clienta no pudo cumplir con sus obligaciones profesionales porque la organización del concierto se negó a proporcionarle un medio de transporte adecuado para una persona embarazada, una condición a la que previamente se habían comprometido.

A pesar de los contratiempos legales que afronta, este nuevo proceso judicial ha comenzado con buen pie para la intérprete, ya que ha logrado que se cumplan sus pretensiones de adelantar un juicio que debía comenzar en noviembre, mes en el que Paulina tiene que grabar un programa de televisión en México, así como de reducir el importe inicial de la indemnización, que se cifraba en un millón de dólares.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad