publicidad

Charlie Sheen: 'Estoy perdiendo la razón'

Charlie Sheen: 'Estoy perdiendo la razón'

El actor Charlie Sheen reconoció que necesita ayuda, pero no ha dejado de atacar a sus ex jefes y compañeros.

Finalmente Charlie Sheen reconoció que algo está mal en su vida. Fue durante una entrevista para la revista Life & Style que el actor aseguró que está perdiendo la razón y necesita ayuda. "Mis abogados quieren llevarse las balas de mi pistola", dijo el actor a la publicación.

Pero aunque Charlie Sheen se dio cuenta de la realidad, no deja de arremeter contra CBS y Warner Bros. Television en su programa Sheen's Korner, transmitido en vivo por Internet.

Al inicio de su discurso de 10 minutos, preparado de antemano, Sheen señaló que cree que el despido del lunes también fue ilegal.

Por si fuera poco, Sheen también atacó a Jon Cryer, quien es su co-protagonista en la serie de televisión.

“Jon no me ha llamado, es un traidor, un troll. Ha fijado su postura, ¿es necesario que yo lo llame traidor y miedoso para que lo entienda?”, dijo el actor a E! Online, además de asegurar que otros miembros del elencó sí se pusieron en contacto con él al saber que había sido despedido.

De recibir una llamada de Jon Cryer, Sheen aseguró que le diría: “te tardaste un poquito. Adiós, troll”.

Durante la transmisión de su programa por Internet, el actor también atacó a quienes están en su lista de personas "indeseables": el presidente de CBS, Les Moonves; el presidente del grupo Warner Bros. Television, Bruce Rosenblum; y el productor ejecutivo de Two and a Half Men, Chuck Lorre.

publicidad

Sin embargo, Sheen pareció alabar al presidente de Warner Bros. Television, Peter Roth, al decir que su corazón "siempre ha estado basado en la justicia".

publicidad
publicidad
Una hora vale oro, especialmente cuando es retenido por la policía y paga su fianza. Generalmente, cuando no lo hace, tiene más chances de ser entregado a agentes de inmigración, quienes tomarían cartas en el asunto.
Jennifer Capote, vocera de las autoridades, manifestó que los presuntos ladrones dijeron que eran del Departamento de Policía y amarraron a los adultos que estaban en la casa.
Noemí Ramírez dejó claro que lo más efectivo es tratar de evadir cualquier problema que altere el orden público. En caso de que sea detenido, debe procurar no hablar hasta contar con un abogado. Si llegan hasta su casa, no abra las puestas hasta no verificar una orden.
El venezolano, de 48 años de edad, era copartícipe de un negocio de alquiler de vehículos ubicado en el 4000 de la calle 26 del noroeste.
publicidad